31 de agosto de 2011

Cambio y Fuera

En el día de hoy genero conmoción en la opinión publica la carta de renuncia del Ministro de defensa Colombiano Rodrigo Rivera, de este retiro mucho se había especulado debido a que se generaron grandes críticas sobre disminución en los altos niveles de seguridad y otros hecho muy relevantes de por sí


En el día de hoy genero conmoción en la opinión publica la carta de renuncia del Ministro de defensa Colombiano Rodrigo Rivera, de este retiro mucho se había especulado debido a que se generaron grandes críticas sobre disminución en los altos niveles de seguridad y otros hecho muy relevantes de por sí, entre estos hechos se encontraba la Operación Sodoma que dio por abatido a alias “Mono Jojoy”, pero como tal la opinión pública no se la adjudica a esta administración por ser un amplio operativo del gobierno de Álvaro Uribe Vélez.

Pero con cambio de ministro la situación de orden público no cambiara, ¿Por qué?  Porque Juan Manuel Santos a la llegada a la Presidencia desmonto gran parte de la exitosa “Seguridad Democrática”, digo que la desmonto porque se cambió la estrategia de fuerza pública en las carreteras, el presupuesto para la seguridad nacional se redujo, y un sinfín de cambios al que se le agrega la falta de un fuero militar competente.

 “Lo que nos deja claro que la seguridad nacional es mucho más profunda que un ministro integra  políticas firmes de seguridad, un acompañamiento firme a la fuerza pública y todo el estado en pro de la seguridad” (Cuando menciono estado también me refiero a la función Judicial).

El gobierno anterior (Uribe Vélez 2002-2010) nos permite analizar que en todo el proceso de la Seguridad Democrática existieron varios ministros, y muy distintos de por sí, pero que se mantuvo el cauce de la seguridad por un presidente que asumió su función de comandante y jefe de las fuerzas militares como lo manda la constitución política colombiana y porque promovió políticas afines a un proceso pluralista y democrático por la paz y la seguridad de Colombia.

Es este el punto de retomar la seguridad democrática para sostener la institucionalidad Colombiana, para dar protección a educadores, jueces y tantos actores estatales que benefician el ejercicio de la democracia.

Top Ad 728x90