Top Ad 728x90

27 de septiembre de 2017

, , , , ,

Colombia fue descertificada en gobierno de Samper porque mostraba corrupción en los más altos niveles del Ejecutivo

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que ha considerado incluir a Colombia en la lista de países que han fallado en el cumplimiento de los compromisos internacionales antinarcóticos, debido al aumento extraordinario de los cultivos de coca y de producción de cocaína en los últimos tres años.


El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que ha considerado incluir a Colombia en la lista de países que han fallado en el cumplimiento de los compromisos internacionales antinarcóticos, debido al aumento extraordinario de los cultivos de coca y de producción de cocaína en los últimos tres años. (Ver Las FARC hacen parte del Cartel de Cali, dijo el General Harold Bedoya en 1996)

No es algo nuevo para Colombia, el gobierno de Ernesto Samper Pizano fue descertificado por el gobierno de Bill Clinton. El gobierno de Estados Unidos por medio de la Secretaría de Estado Madeleine Albright y a Robert Gelbard, subsecretario de Estados para Asuntos Antinarcóticos, volvió ayer a descertificar a Colombia afirmando que se hacìa porque el país mostraba corrupción en los más altos niveles del Poder Ejecutivo.(Ver Cuando Samper rechazó el calificativo de narcodemocracia que dio la DEA por presuntos vínculos con el Cartel de Cali)

Acusó asi mismo, a las autoridades colombianas de permitir que los líderes de los carteles de la droga continuaran operando desde las cárceles. El presidente Clinton dejó en claro que si la administración Samper cumple con una serie de exigencias en su lucha antidroga, entre ellas el restablecimiento de la extradición, el país podría ser recertificado en el transcurso de 1997.

De igual forma, Estados Unidos dijo que por el momento no le aplicará a este país sanciones económicas adicionales, en gran parte por el trabajo honesto y ejemplar de algunos gremios económicos colombianos, los cuales fueron prácticamente ovacionados ante el mundo por funcionarios del Departamento de Estado.

"Este año, como el año pasado, la decisión del presidente (Clinton) de negarle la certificación a Colombia fue el resultado de nuestra preocupación de que la corrupción continúa rampante en los niveles más altos del gobierno colombiano; funcionarios de alto rango han fracasado por no cooperar con nosotros en la lucha contra las drogas" dijo Albright.

La Secretaria de Estado en ese entonces explicó que la lucha contra el narcotráfico se ha vuelto una prioridad para el Departamento de Estado y dijo: "Ninguna nación por su cuenta puede derrotar esta amenaza. Necesitamos trabajar juntos para erradicar los cultivos, destruir los carteles y penalizar a aquellos que se enriquecen vendiendo veneno a nuestros hijos". (Ver El pensamiento del Nobel Milton Friedman sobre las drogas en Colombia)

Igualmente afirmò que no era el mismo caso que el mexicano pues "en México no ha habido intento de encubrimiento". Al citar las razones de la descertificación colombiana, el entonces subsecretario Gelbard informó que en 1996 Colombia claramente sobrepasó a Bolivia como el segundo cultivador de coca en el mundo, en tanto que continuaba siendo el máximo productor de cocaína y una de las fuentes más importantes de la heroína que llega a territorio estadounidense.

Pero para la administraciòn demócrata de Clinton, la corrupción en el gobierno de Ernesto Samper continuaba siendo la principal razón para descalificar los esfuerzos colombianos.

En este campo, Gelbard se quejó insistentemente de la falta de iniciativa del presidente Samper para ponerle fin a la delincuencia desde las prisiones, "La falta de acción del gobierno colombiano permitió a los hermanos Rodríguez Orejuela y a otros importantes narcotraficantes de Cali operar sus negocios desde las cárceles".

"Quizás aún más grave, a medida que la Policía colombiana y los fiscales impulsaban las investigaciones y procesos de la mafia del cartel de Cali, el presidente Samper y el ministro de Interior Serpa socavaban sus esfuerzos, intentando lograr un acuerdo con los mismos criminales" (Ver ONU confirma que Colombia es nuevamente el campeón en la producción de cocaína: Álvaro Uribe)

Aunque Gelbard dio crédito a la firma de un acuerdo marítimo y a la aprobación en el Congreso de las leyes de confiscación de bienes, aumento de penas y lavado de dinero, se quejó con insistencia de cuán tarde actuó el presidente Samper en llevar esta legislación al Congreso. Advirtió, igualmente, que Estados Unidos está pendiente de la implementación de estas leyes. (Ver Cuando al secuestrador Alfonso Cano de las FARC le secuestraron a su hermano)

Finalmente en ese entonces, la canciller de Ernesto Samper, María Emma Mejía habìa advertido sobre una posible revaluación de las relaciones diplomáticas con los Estados Unidos, a lo que el subsecretario Gelbard respondió que: "Sería un error muy serio de su parte pensar en disminuir la cooperación antinarcótica con Washington".


Top Ad 728x90