Top Ad 728x90

3 de diciembre de 2015

, , ,

El Plebiscito desconoce el Acuerdo General de La Habana, mejor Constituyente: FARC

Milena Reyes, integrante de la Delegación de negociadores del grupo terrorista autodenominado FARC, escribió poco, el 24 de Noviembre la posición sobre el Plebiscito y determinación en que una Asamblea Constituyente es el camino.

Milena Reyes, integrante de la Delegación de negociadores del grupo terrorista autodenominado FARC, escribió poco, el 24 de Noviembre la posición sobre el Plebiscito y determinación en que una Asamblea Constituyente es el camino.  (Ver El Acuerdo final de Paz es la Constitución que se emita de la Asamblea Constituyente con las FARC)

Con el titulo "Plebiscito o constituyente" Reyes inicia:

Cumplidos los 3 años de conversaciones con el gobierno de Juan Manuel Santos en La Habana, Cuba, siguen existiendo diferencias para la refrendación de los acuerdos; por un lado el gobierno colombiano ha adelantado propuestas unilaterales como el tema del referendo o plebiscito con el fin de poner la paz del país en unas cuantas manos, sin tener en cuenta la totalidad de los colombianos, como lo han tratado de hacer, desde el momento que arrancaron los diálogos de paz y por el otro, generar retrocesos de los puntos firmados y presentados a la opinión nacional e internacional, como fue el Acuerdo sobre la Jurisdicción Especial para la Paz. (Ver El Acuerdo contra los cultivos ilícitos de Pastrana y FARC ¿Igual al Desminado de Santos?)

Específicamente, el plebiscito ha sido uno de los temas que ha generado mayores diferencias, ya que este desconoce el Acuerdo General de La Habana que no puede variarse por simple gusto, ni mediante instrumentos normativos que alteren lo pactado, todo por la pretensión de generar un clima que tiende a reevaluar los puntos de la agenda ya acordados y los que faltan.

Por lo tanto, las iniciativas gubernamentales unilaterales de ese tipo, en lugar de fortalecer el proceso, lo debilitan y desacreditan ante el pueblo colombiano y la comunidad internacional.

Por este motivo vale la pena resaltar, que desde el momento que asumimos la decisión de dialogar con el régimen y el Estado, no fue porque estuviéramos derrotados, como lo han tratado de demostrar sin éxito personalidades encargadas de atizar la hoguera de la guerra. ¡No!, en la Mesa somos dos partes en igualdad de condiciones y por lo tanto allí no caben imposiciones. Todo debe ser consensuado. (Ver Este no es un tema entre guerra o paz, este es un tema entre el respeto al país o el maltrato al país)

Por consiguiente, recogemos del Acuerdo General el aparte que dice: “la construcción de la paz es un asunto de la sociedad en su conjunto que requiere la participación de todos sin excepción”. De allí se desprende nuestra idea de una Asamblea Nacional Constituyente por la Paz. Que sea el pueblo soberano quien recupere el poder creativo y transformador de las bases sociales, culturales, políticas y económicas del país, que sea él quien tenga la decisión de recuperar en unidad, el deber y el derecho de decidir por Colombia y por la paz, sin distinción alguna. (Ver El controvertido debate entre Carlos Gaviria y Luis Carlos Restrepo)

En general, es de suma importancia la participación de todas y todos los colombianos en la construcción de una paz estable y duradera, una paz donde todas y todos construyamos un país libre, y sobre todo, un país con garantías para la no repetición de una guerra entre hermanos.

¿A que le temen señores?, ¿Por qué tanto enredo? 

Top Ad 728x90