Top Ad 728x90

14 de julio de 2015

, , ,

Narcochavismo, es lo que han llamado equivocadamente Revolución Bolivariana: Álvaro Uribe Vélez

En el Marco del evento Diálogos Innovación+Democracia el presidente Uribe hizo duras críticas al gobierno colombiano por dialogar con el grupo terrorista de las FARC relacionandolo con el acuerdo con Irán y las relaciones de los carteles mexicanos con las FARC

En el Marco del evento Diálogos Innovación+Democracia el presidente Uribe hizo duras críticas al gobierno colombiano por dialogar con el grupo terrorista de las FARC relacionandolo con el acuerdo con Irán y las relaciones de los carteles mexicanos con las FARC:

"Todas las riquezas de los carteles de México, esa capacidad de delinquir, de construir ese túnel, de fugarse de la cárcel ‘El Chapo’ Guzmán, está alimentada por la droga y el principal proveedor de droga de los carteles de México son las Farc."

En épocas anteriores el gobierno de Colombia le entregó al gobierno de México el proyecto de ley de extinción de dominio, el proyecto de ley de lavado de activos, le dio al gobierno de México, como a muchos gobiernos de la región, buenos ejemplos de cómo combatir el narcoterrorismo, capacitados 11 mil policías de México. Hoy damos el mal ejemplo, mientras el mundo está conmovido por el escape de ‘El Chapo’ Guzmán, aquí hay como gran noticia un acuerdo con el grupo terrorista que provee de droga a ‘El Chapo’ Guzmán para que este grupo no asesine a diez sino a tres o cuatro.

Permítanme, sobre todo al oído de estos ilustres visitantes extranjeros, presentar algunos puntos de vista de Colombia a la luz del proceso de La Habana.

Se dijo que Colombia es la democracia más extensa de la región; verdad. La gran nación mexicana en el siglo pasado tuvo doce años de interrupción democrática, nosotros cuatro años. El Frente Nacional no fue una forma de restricción democrática como lo han querido presentar los justificadores del terrorismo, fue una transición acordada por los partidos, para que la violencia partidista no continuara afectando la democracia. (Ver Cuando Andrés Pastrana era amigo del Chavismo)

En ese proceso de transición tuvieron expresiones todas las tendencias del pensamiento político, desde el expresidente Laureano Gómez y el exministro Jorge Leyva, permanecían situados en el lado más a la derecha, hasta el Partido Comunista que se ubicó en las toldas del Movimiento Revolucionario Liberal. Ese fantasma que ha tratado de justificar al narcoterrorismo en las restricciones del Frente Nacional, hay que descontarlo en la mentalidad de los jóvenes de la comunidad nacional e internacional.

La democracia colombiana ha corregido errores, se ha expandido sin tener que negociar con el terrorismo, aquí, en un proceso de discusión de 120 años se llegó a la elección popular de alcaldes, posteriormente a la de gobernadores, se incluyeron los mecanismos de participación directa, fundamentales para ese equilibro moderno entre la democracia representativa y la participativa.

Nuestro proceso democrático logró pasar de unos ejércitos de partidos a un Ejército Nacional, por encima de las contingencias de la política, a un ejército de la democracia, bien diferente a los ejércitos de dictaduras centroamericanas o de dictaduras del Cono Sur.

Nuestra democracia logró pasar de unas policías políticas de Estado a una gran Policía Nacional. Nuestras instituciones armadas no son las instituciones de la dictadura nuestras instituciones armadas son las instituciones de la democracia.

Un Magistrado sumamente capaz de nuestra Corte Constitucional hace poco hacia el listado de los defectos de nuestra democracia, pero le faltó el segundo capítulo; nuestra democracia ha venido corrigiéndolos uno a uno.

Encuentran ustedes, muy estimados visitantes, una democracia que ha sobrevivido, se ha enriquecido, ha mejorado por sí. Un país que a pesar de los desafíos del narcoterrorismo ha tenido grandes avances, por supuesto, todavía hay rezago en el respeto a los derechos de la mujer, pero observando el vecindario y muchos países del continente aquí hay gran apertura mental para que la mujer pueda mostrar sus capacidades en el sector privado, en el sector no lucrativo, en el sector político.

Este país con muy pocos recursos de experimentación ha logrado grandes resultados, por ejemplo en la medicina, en el área de trasplantes; por ejemplo, en la experimentación sobre nuevas semillas, que en el cacao, que en el café sobre controles biológicos.

Veamos las fases de las Farc:

Terminada la contienda entre los partidos hubo remanentes de guerrillas políticas que contribuyeron posteriormente a la consolidación del grupo terrorista Farc. Yo diría que la primera fase de las Farc es una fase de sentimientos, dolores, de venganzas heredadas de la violencia política.

A principios de los años 60 entra en la fase marxista-leninista, al país lo tuvieron durante casi tres décadas en las universidades públicas condenado a escoger entre el marxismo de Unión Soviética, el régimen castrista de Cuba, el régimen de Ho Chin Minh en Vietnam, el régimen de Mao Tse Tung en China. A varias generaciones en la vida universitaria no les dejaron ver la posibilidad de un mundo próspero en libertad.

Después vino la tercera fase de Farc, el narcotráfico y el mercenarismo; y últimamente la cuarta fase, el narcochavismo, lo que han llamado equivocadamente la revolución bolivariana, porque en las mejores obras sobre el Libertador se encuentra que el Libertador fue un hombre de libertades y de empresa privada, no una persona de restricción de libertades ni un líder enemigo de la empresa privada. (Ver El Acuerdo final de Paz es la Constitución que se emita de la Asamblea Constituyente con las FARC)

Este marxismo moderno del castrochavismo, es un marxismo con el disimulo de la baja intensidad, con la justificación de resultados electorales, no importa que sea fraudulento y finalmente ha logrado un profundo daño, al cual nos referiremos más adelante.


¿Qué es la Farc?

Entre 1998 y el 2003 fue responsable de mil 794 secuestros, la Procuraduría estima que más de mil 700 personas han sido desaparecidas por las Farc.

Entre el 40 y el 50 por ciento de las personas que integran este grupo terrorista que llegó a estar conformado en 2001 por 18 mil personas en uniforme y 12 mil milicianos entre el 40 y el 50 por ciento fueron secuestrados, reclutados forzosamente en su niñez y en su adolescencia.

La Farc es el mayor cártel de cocaína del mundo.

Equivocadamente aquí se habla de guerra y de conflicto, cuando lo que tenemos es un desafío narcoterrorista. La palabra guerra en alguna forma justifica el enfrentamiento armado entre contrarios, el idioma no solamente hay que buscarlo en sus raíces sino también en su historia.

La palabra conflicto cobró importancia en América Latina para referirse a levantamientos civiles en armas contra dictaduras, no es el caso de Colombia, aquí lo que hemos tenido a lo largo de toda esta extensa democracia es un desafío narcoterrorista a nuestras instituciones que ha producido baja inversión ¡Increíble! cuando muchos han calificado a esta como la economía mejor manejada en la anterior centuria, y así lo dice aquel libro que se publicó en el Banco Interamericano sobre el comportamiento de América Latina en términos económicos en el Siglo XX, el narcoterrorismo produjo una baja tasa de inversión, más pobreza, falta de cohesión social y más violencia.


Hay que preguntarse ¿Ha sido nuestra pobreza la causa del narcoterrorismo? o ¿la causa principal de la pobreza ha sido la violencia del narcoterrorismo?

La violencia durante el diálogo:

Hace cinco años pudo exigirse el cese unilateral de actividades criminales por el grupo terrorista Farc para condición para dialogar. Seguramente el diálogo habría empezado más tarde, pero habría empezado con pie firme. Hoy es más difícil porque este grupo en los últimos cinco años ha ganado poder criminal, ha recuperado presencia en 60 municipios y lo más peligroso: le han permitido vocería política que la tenía proscrita por acción de los gobiernos de la Seguridad Democrática.

¿Permitirían los Estados Unidos en una eventual negociación con Isis o con Al Qaeda que estos grupos mientras negocian continuaran asesinado soldados americanos o ejerciendo vocería política? Yo creo que aquí hay una humillación a nuestros valores democráticos.

El cese del pasado 20 de diciembre, sin concentración ¿qué produjo? Menos delitos espectaculares, más delitos menos visibles y engaño a la Colombia urbana.

En efecto, en ese cese unilateral decretado el 20 de diciembre, a partir de allí hubo menos secuestros masivos, menos asesinatos masivos de soldados y policías, menos masacres, menos explosiones y destrucciones de infraestructura, menos delitos de aquellos que llamamos espectaculares o de mayor visibilidad.

¿Pero para qué aprovecharon ese cese? para expandir los cultivos de droga.

En efecto, cuando este país había bajado a una producción de 180 toneladas métricas de cocaína, en el 2003 se registró 290, en el 2014, 440 y este año amplían la producción y eso ha sido permitido por el Gobierno.

Para levantar el paro campesino fronterizo con Venezuela en el Catatumbo, el Gobierno permitió a las Farc, que presionaba a los campesinos, continuar con los cultivos de droga. Toda la frontera con Ecuador está hoy dominada por los cultivos de droga y el terrorismo.

Aprovecharon también esa declaratoria de tregua para llegar a los municipios de donde habían salido, aumentaron extorsiones, control territorial, por supuesto delitos menos visibles y entonces con la disminución de los más visibles le dan alguna tranquilidad, llamémoslo por su nombre, engaño a la opinión urbana.

El cese bilateral es imposible, imposible constitucionalmente porque no se puede seguir poniendo en pie de igualdad al terrorismo con las Fuerzas Armadas de la democracia. La nuestra no es la Fuerza Armada de Videla, no es la Fuerza Armada de Pinochet, no es un ejército dictatorial de Centroamérica, la nuestra es la Fuerza Armada de la democracia que no se le pude poner en pie de igualdad con el terrorismo.

Abandonemos el tema eminentemente jurídico constitucional, desde el punto de la conveniencia ¿cómo van a paralizar a las Fuerzas Armadas en la lucha contra el terrorismo so pretexto que hay un cese bilateral con las Farc, si las Farc está en colusión en muchos sitios del país con otras guerrillas, narcoguerrillas como el ELN o con bandas criminales?

Muy respetados analistas internacionales: en el Catatumbo o en el nudo de Paramillo las guerrillas producen coca y las negocian con lo que se llama Bacrim, con las nuevas bandas criminales que ayudan a estos grupos guerrilleros a llevarlas al extranjero.

Nuestra propuesta es un cese unilateral con verificación y con concentración, en un sitio de tamaño prudente, no de frontera, no estratégico para la economía, sin población civil y aceptamos que allí al cumplir Farc con ese cese unilateral estaría también a salvo de acciones ofensivas de nuestras Fuerzas Armadas.

Tememos que la anunciada tregua a partir del 20 de julio será idéntica en sus resultados que la que decretaron a partir del 20 de diciembre. Nosotros pensamos que Farc dosifica al Gobierno y a la comunidad colombiana, da suficientes anuncios para que el Gobierno se defienda electoralmente y también produce suficiente violencia para imponerse en la mesa de La Habana.

No estamos de acuerdo con el tema del desescalonamiento del conflicto, eso equivale a que Colombia por intermedio de su Gobierno en clara violación de la Constitución, no acepte que asesinen diez sino cuatro; la vida no se puede tasar, la libertad tampoco. Empieza el 20 de julio ¿y quién va responder por los crímenes anteriores, por los que se están cometiendo entre el día del anuncio y el 20 de julio?

Nos preocupa la impunidad, la elegibilidad política de cabecillas, al margen de los compromisos de Colombia como país signatario de la Corte Constitucional, la impunidad da mal ejemplo, la impunidad genera nuevas violencias.

Muchos, incluida mi persona apoyamos que se reindultara el M19, después de que lo habían indultado, había estado en la Constituyente, en el Congreso y muchos han cumplido como el doctor Antonio Navarro, pero finalmente eso autorizó que Farc y otros grupos siguieran escalando violencia.

Nosotros hemos propuesto que al guerrillero raso no lo lleven a la cárcel, que le permitan el ejercicio de sus derechos políticos, pero que al cabecilla lo lleven a la cárcel así sea con sentencias reducidas y no le permitan elegibilidad política.

Las armas y el dinero:

El país ya vivió experiencias, cabecillas como Iván Márquez y Braulio Herrera estuvieron en el Congreso, simultáneamente las Farc, su movimiento, continuaba ejerciendo la violencia, acumulando dinero y rearmándose. Esa combinación de las formas de lucha el país la conoció, fue funesta.

Dejación de armas en la historia colombiana equivale a que el grupo las guarda y define cuándo o cuándo no usarlas, por eso tiene que haber entrega de armas.

Es inconcebible que el Gobierno de Colombia le pida dinero a la Unión Europea para hacer el desminado de las minas plantadas por Farc; la revista Forbes, con exactitud, ha cuantificado esos recursos y ha dicho que Farc es el tercer grupo terrorista más rico del mundo. Debe entregar su dinero para propósitos como el desminado, para propósitos como la reparación de víctimas.

¿Ustedes se imaginan Farc haciendo política con sus armas y con su dinero? sería el final de la democracia colombiana.

Pero además no solamente lo vivimos en aquellas épocas cuando Márquez y Braulio Herrera estuvieron en el Congreso, en las elecciones de 2014, y la comunidad nacional no lo ha sancionado, tampoco lo ha penalizado la comunidad internacional, en muchos sitios del país Farc, ELN y bandas criminales con fusil en la mano, apuntando a la cabeza de muchos compatriotas les prohibieron votar por Óscar Iván Zuluaga y los obligaron a votar por el actual Presidente.

Y nosotros ya tenemos amenazas, hay muchos municipios de Colombia donde el partido que nos representa no ha podido inscribir sus candidatos por presiones de estos grupos terroristas.

Nos preocupa de los acuerdos de La Habana, las restricciones al sector privado, el Gobierno dice que no las hay, claro que las hay, están en el preámbulo, está en la carta donde el Gobierno aceptó poner en discusión todos los puntos de lo que se ha llamado, injustamente, revolución bolivariana, la narcorevolución chavista.

Y tercero, en las cláusulas ya publicadas ante la opinión aparece un tratamiento a la agricultura, al sector agropecuario donde ponen en pie de igualdad a la gente honesta del campo con bandidos.

El sector privado colombiano ha tenido una confusión, ha pensado mucha parte del sector privado, y hay que corregir esto, que el espíritu democrático de la empresa privada se tiene que traducir en apaciguamiento del terrorismo ¡Qué peligro!

Los socialistas han llegado sin oposición empresarial en muchos países, la empresa privada ha caído en el engaño, habrá que recordar algo que nos enseñaba Plinio Apuleyo, Stalin se burlaba del capitalismo y decía que el capitalismo tendía el lazo con el cual lo iban a ahorcar, y el calificativo idiotas útiles lo acuñó Lenin refiriéndose a capitalistas e intelectuales europeos que sin medir los riesgos aplaudían lo que Lenin hacía en la Unión Soviética.

Nosotros creemos que el sector privado y las reivindicaciones sociales tienen que ir de la mano, no queremos el Brasil de los 60, gran crecimiento de la economía y simultáneamente crecimiento de la pobreza; y la Venezuela de hoy, en algún diálogo que tuve la oportunidad de tener con el presidente Chávez, antes de que tuviéramos que reclamar por los engaños, yo le dije que sus políticas sociales eran bienvenidas, que no sabíamos si eran buenas o malas pero que le debamos el beneficio de la duda, y con osadía me atreví a agregarle: para que le sean sostenibles no expropie al sector privado. Me contestó que Castro le había dicho que se necesitaba un socialismo con petróleo y que era Venezuela, le repliqué: con el petróleo no te alcanza sino hay un sector privado en expansión. Vemos los resultados de hoy.

La inversión privada y la educación van de la mano, América Latina tiene un gran problema: el alto desempleo juvenil, casi 600 millones de habitantes con un promedio de edad de 28 años; el menor desempleo juvenil se da en México con el 9 por ciento y Panamá, una nación casi con completo empleo, tiene un 14 por ciento de desempleo juvenil; el nuestro oscila entre el 17 y el 22. Enfrentar ese problema es un caso típico que nos muestra la necesidad de llevar de la mano la confianza de la inversión privada con las oportunidades a los jóvenes, se necesita una gran inversión privada y desde el punto de vista social una gran educación relevante al emprendimiento, con recursos bien orientados para apoyar las iniciativas de los jóvenes.

Al oírlos a ustedes, muy distinguidos panelistas, a usted doctor Enríquez Cabot sobre todo lo que es la innovación, yo tenía que pensar, probablemente con sesgo político, que Colombia hace cinco años todavía tenía el problema de Farc pero había más prioridad en la innovación que en Farc, hoy nos hemos estancado, hoy hay más preocupación por conceder al terrorismo que por la innovación que requieren los jóvenes.

En unas partes expropian al sector privado, como en Venezuela; en otras como en Ecuador le crean odios políticos, y aquí lo asfixian con una tasa impositiva entre el 64 y el 72 por ciento.

América Latina necesita más seguridad, más inversión privada, más cohesión, más instituciones, más pluralismo, no podemos seguir aceptando que la seguridad simplemente es una idea de represión de la oposición para reproducir la injusticia, la seguridad es un valor democrático, una fuente de recursos, no podemos seguir permitiendo que las instituciones sean cooptadas por el Ejecutivo o que se anule el pluralismo.

Con muchas dificultades vamos a escuchar un video de María Corina Machado quien por la creciente tendencia de anulación del pluralismo en su país no nos puede acompañar.

Qué grave que en esta América Latina que continúe el discurso del reparto sin el impulso a la producción, este castrochavismo, desafecto a la seguridad, afecto a la violencia promovida por el, anula el pluralismo, anula la democracia participativa, anula la participación.

Ahora que en Colombia han puesto de moda el vocablo desescalar, déjenme decir que en mi concepto esta patria nuestra que ustedes visitan y que honran con sus luces, necesita desescalar la desmotivación de las Fuerzas Armadas, escalar la motivación de las Fuerzas Armadas, motivación que se ha perdido porque las han nivelado con el terrorismo.

Esta patria nuestra necesita desescalar los impuestos y el gasto público, escalar la confianza inversionista y escalar la austeridad. Esta patria nuestra necesita desescalar totalmente la vocería política de los criminales y escalar totalmente el pluralismo democrático sin que se intente cooptar a los medios de comunicación.

Queridos amigos:

Entre los fundadores de Primero Colombia hay unos compañeros que están presos. Hace pocos días una periodista de Miami me decía ¿ustedes cómo logran tener aceptación de opinión si por ejemplo María del Pilar está en la cárcel? Le contesté: ninguno de mis compañeros está en la cárcel por haber robado o por haber asesinado. María del Pilar está en la cárcel porque adelantó averiguaciones sobre penetración del narcotráfico, que el narcotráfico había confesado en varias de nuestras instituciones, una de ellas en un sector de la Corte Suprema de Justicia y la Corte dijo que eso era por perseguir a María del Pilar y por eso la tienen en la cárcel.

Nosotros seguiremos diciéndole al mundo que está pasando con la justicia colombiana, con el intento pecuniario del Gobierno a través de sumas gruesas de publicidad de cooptar a los medios de comunicación y afectar su libertad y seguiremos diciendo por qué en Colombia hay presos políticos.

Hace poco leíamos muchísimos artículos que tienen un elemento temático común: se espera un final trágico para Venezuela pero ninguna lo anticipa. La única posibilidad es la posibilidad electoral, pero sin trampa.

Nosotros queremos pedir a ustedes que lleven a la comunidad internacional esta idea: para nada sirve una misión de observancia electoral protocolaria en Venezuela, que la paseen de un sitio para otro, que la atiendan bien y al día siguiente diga que todo transcurrió dentro de la normalidad y el respeto democrático.

Se conoce que el fraude de Venezuela es un fraude electrónico, es un fraude de intimidación; la democracia americana no necesita en Venezuela misiones de protocolo, la democracia americana necesita en Venezuela necesita inspecciones científicas y de valor civil de gentes capaces de defender la democracia.

Hoy el gran anuncio internacional es el acuerdo con Irán, permítanme, después de haber visto las primeras noticias, hacer esta comparación con lo que aquí se anuncia con Farc.

Irán ha sido sometido a sanciones eso ha sido determinante para que acepte el acuerdo, aquí quieren negarle cárcel a los responsables de delitos atroces; he ahí la primera diferencia, porque cuando nosotros decimos no impunidad, nos contestan diciendo que no habrá impunidad pero no se comprometen a aceptar que la única manera ante el crimen atroz para que no haya impunidad es con cárcel.

Irán ha aceptado que no construirá ni tendrá más armas nucleares, pero lo ha aceptado totalmente, aquí lo que se habla es de desescalar un conflicto con un grupo terrorista que han aceptado ponerlo de igual a igual con el Estado democrático y que implica matar menos, destruir menos pero seguir asesinando y seguir destruyendo.

Irán ha aceptado una verificación internacional sin restricciones, aquí hacen imposible la verificación, porque si el grupo terrorista Farc no se concentra en un sitio como condición para reanudar el diálogo, no habrá manera de verificar si cumple o no con un cese unilateral de actividades criminales. Si no se concentran puede ocurrir lo que ocurrió a partir del 20 de diciembre, anunciaron tregua pero siguieron armándose, continuaron la expansión territorial, continuaron expandiendo los cultivos ilícitos.

Irán ha permitido la verificación, aquí le permite la Farc que la verificación sea imposible.

Los invito a escuchar a Mario Javier Pacheco quien ha enviado un video que representa la voz de muchos colombianos adoloridos por lo que ocurre y a María Corina Machado, que debería obligarnos a todos los demócratas del continente a exigir que nuestros gobiernos cumplan con la Carta Democrática.

Si estas atrocidades todavía las estuviera cometiendo Pinochet, todos estarían exigiendo que se cumpla con la Carta Democrática, pero como las comete la dictadura Chavista en cabeza de Maduro, les parece a los gobiernos que está muy bien o le temen.


La Carta Democrática no distingue por orientaciones ideológicas, más aún, cuando nosotros reclamamos de los gobiernos que exijan su cumplimiento en terceros países es porque la carta democrática obliga a todos los signatarios a cumplir con la democracia al interior de su país y a exigir que la democracia no se viole en los otros.



Muchas gracias.

Top Ad 728x90