Top Ad 728x90

17 de julio de 2015

, ,

La defensa de Eduardo Montealegre a las Amnistías, aún de Delitos Atroces

Hoy por hoy las amnistías e indultos en el derecho internacional han llegado a ser figuras del pasado, por ello las famosas frases como la imposibilidad de proferir leyes de punto final.

Hoy por hoy las amnistías e indultos en el derecho internacional han llegado a ser figuras del pasado, por ello las famosas frases como la imposibilidad de proferir leyes de punto final. (Ver La tesis de Menem del Santismo que buscaría encarcelar a los Militares injustamente detenidos)

Con la expedición de la Ley 733 de 2002 se estableció que: "Artículo 13. Amnistía e indulto. En ningún caso el autor o partícipe de los delitos de terrorismo, secuestro, extorsión, en cualquiera de sus modalidades, podrá ser beneficiado con amnistías e indultos, ni podrán considerarse como delitos conexos con el delito político dada su condición de atroces”.

Dicho artículo fue demandado por inconstitucional, es decir que la norma era incompatible con la Constitución Política de 1991, a la final la Corte declara exequible (viable) y deja en firme el articulo, pero lo que causa sorpresa es la aclaración del voto del magistrado Luis Eduardo Montealegre Lynnet  (28 de Agosto de 2002)

Según Montealegre la Corte había avalado la posibilidad de no conceder amnistías a este tipo de delitos. "Con todo, lo anterior no implica que no sea posible conceder amnistías a quienes incurren en tales delitos y, en general, en delitos atroces o de lesa humanidad, si existe conexión con delitos políticos." 

Pero Montealegre vá más allá y afirma que: "En este orden de ideas, la pureza conceptual (i.e. delitos atroces o de lesa humanidad no pueden asimilarse a delitos políticos) ha de ceder ante la realidad y la necesidad de lograr la paz." 

Es decir que según él era posible amnistiar y/o indultar si la búsqueda de una paz lo necesitara. "Si ello demanda la asimilación, no puede el sistema jurídico convertirse en obstáculo para asegurar aquello sin lo cual el derecho carece de sentido. Así, si la única opción para lograr la paz -o, lo que es lo mismo, que existen “graves motivos de conveniencia pública”- es otorgar amnistía o indulto a quienes, siendo delincuentes políticos, han realizado delitos atroces o de lesa humanidad, es un deber Constitucional hacerlo."  Añade Montealegre. (Ver Le tengo la solución a su problema le dijo Roy Barreras a Plazas Vega: Thania Vega)

Para finalizar su tesis de que delitos atroces podían ser amnistiado en pro de la paz Montealegre establece una seria de conclusiones:

a) Cuando la amnistía o el indulto se concede exclusivamente por el delito político, la Constitución solo exige que se aseguren los mecanismos de reparación patrimonial. 

b) Sin embargo, si la amnistía se hace extensible a graves violaciones a los derechos humanos, se requiere demostrar la necesidad de la medida para el logro de la paz.

c) Debe existir una ponderación con otros derechos constitucionales, como el respeto del derecho a la verdad y a la justicia que tienen las víctimas. 

Y en las dos finales Montealegre escribe sus tesis que hoy sostiene desde el ente acusado "La justicia puede lograrse con mecanismos distintos a la pena privativa de la libertad"

Y una máxime de la tesis de Montealegre "Lo anterior implica que, a priori, no existe ningún delito (ni siquiera las graves violaciones a los derechos humanos) que pueden excluirse como conexos de un delito político." 

Cabe aclarar que lo de el parentesis también lo escribió Montealegre, poco ha cambiado en Montealegre desde el 2002 cuando escribió su aclaración de voto que más que una oda a las amnistías e indultos pareciera una apología a la impunidad, menos mal la Fiscalía General es la que defiende los intereses de las víctimas.

Top Ad 728x90