Top Ad 728x90

2 de junio de 2015

,

El Arte urbano no callejero

Arte urbano, aparte del deporte, la mejor arma para combatir la delincuencia y la criminalidad en las ciudades y municipios, es la inclusión política del arte en las agendas institucionales de cada región lo que garantizará inclusión y desarrollo.


Arte urbano, aparte del deporte, la mejor arma para combatir la delincuencia y la criminalidad en las ciudades y municipios, es la inclusión política del arte en las agendas institucionales de cada región lo que garantizará inclusión y desarrollo.

Toda sociedad debería apostarle a elegir para cargos de elección popular a personas que motiven estas actividades en el desarrollo social de unas comunidades estigmatizadas y poco respaldadas por los gobiernos locales y que en su búsqueda de ser activos sociales y culturales, terminan siendo rechazados por la forma de actuar en pro de la defensa de su arte urbano.

Los grafiteros, los pintores, los malavaristas, los músicos, los teatreros, etc; tienen una misión muy importante en las sociedades contemporáneas y es la de alegrar la vida, la de tranquilizar el alma, la de ser promotores de prevención para aflicciones del ser humano, en fín, solo con el simple hecho de arrancarle a la violencia una víctima o un victimario es un gran éxito.

El desarrollo cognoscitivo, intelectual y cultural de la sociedad en general, se traduce en la disposición que tiene el cerebro para aumentar su actividad neuronal a través de colores, sonidos, formas y sonrisas. Esto hace que el ser humano actúe de mejor forma o se encuentre en un estado de felicidad que le permita afrontar mejor sus actividades diarias y aumente su productividad física fortaleciendo el equilibrio de las energías del cuerpo y la mente.

Como se sentiría si en vez de observar una ciudad opaca con colores grises, observara una ciudad viva con arte por todos lados, colores, música, alegría, casas pintadas con formas artísticas de arte urbano; toda una ciudad con vida propia.

La percepción de felicidad aumenta la tranquilidad del ser humano y si le apostamos al arte, desde los gobiernos locales para las ciudades, se tendrá acceso a una ciudad museo y a una ciudad innovadora y competitiva. 

Ojala la ciudad musical de Colombia se permita galardonarse con este título y el chavo pueda ser el abanderado de esta tarea que dignificaría a los artistas que sin mas apoyo terminan estando en la calle.

Top Ad 728x90