Top Ad 728x90

11 de mayo de 2015

, ,

La priorización de los derechos de los niños ¿Otro sapo para tragarse?

Los diálogos de paz no la tienen fácil cuando de reclutamiento y delitos en contra de los menores se habla, el estado colombiano ha sido firmante de tratados internacionales, lo que quiere decir que hacer parte del bloque de constitucionalidad colombiano y ha expedido leyes en pro de los menores de edad.


Los diálogos de paz no la tienen fácil cuando de reclutamiento y delitos en contra de los menores se habla, el estado colombiano ha sido firmante de tratados internacionales, lo que quiere decir que hacer parte del bloque de constitucionalidad colombiano y ha expedido leyes en pro de los menores de edad. (Ver Este no es un tema entre guerra o paz, este es un tema entre el respeto al país o el maltrato al país)

El Congreso de la República de Colombia mostrando el compromiso del estado colombiano con los niños, niñas y adolescentes decidió promulgar la Ley 12 de 1991, ley por medio de la cual se aprobó la Convención sobre los Derechos Del Niño adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989 y que estableció, siguiendo la línea de la naciente Constitución política, la priorización de los derechos de los niños.

Dicha ley estableció que se entiende por niño todo ser humano menor de dieciocho años de edad, salvo que, en virtud de la ley que le sea aplicable, haya alcanzado antes la mayoría de edad, es decir, la primera garantía reconocida fue la existencia del mismo y la diferenciación frente a las demás personas estableciendo un margen de edad inviolable en pro de las garantías hacia el menor.

Se añade, que la ley establece que los Estados Partes, en este caso Colombia, respetarán los derechos enunciados en la presente Convención y asegurarán su aplicación a cada niño sujeto a su jurisdicción sin distinción alguna, previendo pues la ley que a ningún niño podrán violársele sus derechos y el acceso a los mismos en los mecanismos de protección, sanción y reparación en los que fuera pertinente el proceder respectivo.

El artículo tercero de dicha ley se implantó que en todas las medidas concernientes a los niños que tomen las instituciones públicas o privadas de bienestar social, los tribunales, las autoridades administrativas o los órganos legislativos, una consideración primordial a que se atenderá será el interés superior del niño. 

Lo anterior constituye una garantía fundamental hacia el menor y el acceso de la justicia pues establece que sus derechos no podrán ser limitados en beneficio de una persona o conglomerado de personas por cualquier motivo o circunstancia. La pregunta será pues ¿En pro de la paz podrán saltarse los derechos y garantias de los niños?

Top Ad 728x90