Top Ad 728x90

6 de abril de 2015

, , ,

Irán, Obama y Netanyahu, los ejes del Acuerdo

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que el acuerdo preliminar nuclear con Irán es una "oportunidad única en la vida", en una entrevista concedida al diario "New York Times"

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que el acuerdo preliminar nuclear con Irán es una "oportunidad única en la vida", en una entrevista concedida al diario "New York Times".

El mandatario estadounidense defendió así el histórico acuerdo con Irán frente a las críticas de Israel. Si bien expresó su comprensión por las preocupaciones israelíes, Obama subrayó que no hay una mejor opción para evitar una posesión de armas nucleares por parte de Irán.

Asimismo, reafirmó los compromisos de seguridad de Estados Unidos con Israel.

"Lo que le puedo decir (a los israelíes) es en primer lugar, que ésta es la mejor opción que alcanzamos hasta ahora para asegurar que Irán no tendrá una bomba nuclear en su poder".

"Y en segundo lugar, recalcar que cuando sellemos este acuerdo, enviaremos un mensaje muy claro a los iraníes y a toda la región de que Estados Unidos estará allí cuando alguien amenace a Israel", señaló Obama al "New York Times".

Pero Israel no está tan segura de las buenas intenciones, “La supervivencia de Israel no es negociable”. Es el mensaje que el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, ha enviado este viernes a Irán y a las grandes potencias que se felicitan por el acuerdo logrado en Lausana.

“Israel no aceptará un acuerdo que permita que un país que quiere aniquilarnos desarrolle armas nucleares. Además, Israel pide que cualquier acuerdo definitivo con Irán incluya un reconocimiento claro y sin ambigüedades de parte de Teherán del derecho de Israel a existir”, ha declarado el jefe de Gobierno israelí en una comparecencia.

“El acuerdo legitimaría el programa nuclear iraní que es ilegal. Dejaría a Irán con una vasta estructura nuclear (…) El acuerdo eliminaría las restricciones sobre el programa nuclear iraní, lo cual permitiría a Irán tener una capacidad de enriquecimiento (de uranio) masiva que podría usarse para producir bombas nucleares en cuestión de meses” dijo Netanyahu, añadiendo la promesa de que no cerraría los ojos ante el acuerdo sobre el programa nuclear logrado entre Estados Unidos, al frente de seis potencias, e Irán el jueves pasado en Lausana

Pero según alguno criticos Estados Unidos e Irán vienen conversando en secreto desde marzo de 2013. Esos contactos secretos se iniciaron en Omán. Ahogados por un asedio económico y monetario sin precedente en la historia, los iraníes no tenían intenciones de ceder ante el imperialismo sino de obtener varios años de tregua, un tiempo para respirar y recuperar fuerzas. Para Estados Unidos, que quiere desplazar sus tropas del Medio Oriente hacia el Lejano Oriente, esta oportunidad tenía que venir acompañada de garantías precisas de que Teherán no aprovechará ese respiro para seguir extendiendo su influencia.

Top Ad 728x90