Top Ad 728x90

4 de abril de 2015

, , , ,

FARC no rompe la tregua unilateral, ésta nunca ha existido

Uno de los terroristas francotiradores de la banda FARC hirió a un soldado y a un campesino en Arauca, según denunció el Ejército Nacional, en la vereda La Victoria, en Arauquita, cuando tropas del Batallón de Combate Terrestre No 29 realizaban operaciones.

Uno de los terroristas francotiradores de la banda FARC hirió a un soldado y a un campesino en Arauca, según denunció el Ejército Nacional, en la vereda La Victoria, en Arauquita, cuando tropas del Batallón de Combate Terrestre No 29 realizaban operaciones.

De acuerdo con un comunicado de las Fuerzas Militares, cuando los soldados se acercaron a una finca del sector en busca de agua potable, “un francotirador perteneciente a la compañía Jainover García, del mencionado grupo armado ilegal, abrió fuego indiscriminadamente sin importarle que en la vivienda se encontraban sus propietarios”.

Como resultado de la acción terrorista hirieron al soldado Geovanny Usura Guerra y un campesino, quienes fueron trasladados al Hospital San Vicente de Arauca, de donde ya fue dado de alta el civil, en tanto que el militar “se recupera satisfactoriamente”, según indicó ayer el director del centro asistencial, Joan Giraldo.

La Fuerza de Tarea Quirón, a la que pertenecen los uniformados, aseguró que lo hecho por las Farc constituye “una infracción manifiesta al principio de distinción contemplado en el Derecho Internacional Humanitario, pues no diferenciaron a los combatientes de los no combatientes”. Ante ello la denuncia fue que los narcotraficantes de las FARC habrían roto la supuesta "tregua unilateral".

Pero lo cierto y según las cifras que denuncia el Ministerio de Defensa, cifras del Farcometro que promueve sectores uribistas la FARC, en lo que va del proceso de paz, han perpetrados 870 atentados, han herido a más de 328 civiles, lo que constituye un grave delito internacional como lo es la Lesa Humanidad, 109 asesinatos, 740 integrantes de la Fuerza pública han sido heridos por éste grupo terrorista, 676 han sido asesinados y se han denunciado 72 secuestros.

Lo cierto es que las FARC no han cesado en su actuar delictivo, continúan sembrando minas antipersonal y cientos de niños aún siguen secuestrados, torturados y abusados por integrantes de éste grupo criminal con el que le gobierno de Juan Manuel Santos se encuentra en una mesa de conversación pero que no ha sido fructifera para la sociedad civil. El caso del francotirador en Arauquita no es una prueba de que las FARC rompieron la tregua sino que ésta nunca ha existido.

Top Ad 728x90