Top Ad 728x90

22 de septiembre de 2014

, , , ,

José Obdulio Vs Iván Cepeda

José Obdulio Gaviria e Iván Cepeda son pesos pesados dentro de sus ejes políticos, no pocas veces se han encontrado, y sus encuentros siempre están llenos de controversias.

José Obdulio e Iván Cepeda
José Obdulio Gaviria e Iván Cepeda son pesos pesados dentro de sus ejes políticos, no pocas veces se han encontrado, y sus encuentros siempre están llenos de controversias. Esta vez Gaviria habló sobre Manuel Cepeda y Saúl Castro, ambos familiares de Cepeda y él a su vez sobre los controversiales familiares de Gaviria.

“Dificilmente en Colombia alguien ha pasado por un examen tan minucioso, milímetro a milímetro de los espacios recorridos, y segundos de sus tiempos vividos, sin que haya un solo hecho, no sólo que viole las normas penales, no, que infrinja la ética y la moral que los colombianos respetamos.

Hablemos entonces del debate. El señor Saúl Castro pasó por estos edificios, saqueando todo lo que había por saquear, así lo determinó la justicia colombiana, lo comprobó, hubo hasta confesión. Nosotros hemos respetado ese hecho, que sea el tío del Senador citante (Iván Cepeda), eso no nos interesa, ese no es el problema. Queremos hablar de parentesco y relaciones familiares, sí, cuando tiene una incidencia política.  Hecho que el hoy senador Iván Cepeda no negó sino que por el contrario confirmó: "Si, efectivamente yo no voy a negar que mi tio estuvo aquí en esta corporación, y sí cometió graves delitos y estuvo en la cárcel" 

José Obdulio: El Presidente Uribe narró bellamente, en una soberbia exposición, cómo comenzó su tránsito por la política de la mano de su madre. El Senador Cepeda ha transitado la política de la mano de su padre, siguiendo sus pasos, es su epígono, y eso tiene que ser examinado desde todos los puntos de vista como dice la Senadora López, judicial y político.

¿Por qué judicial? Yo no traigo aquí testimonios de criminales, yo no vengo aquí con chismes de cafetería o con inferencias o con deducciones no siempre lógicas, o incluso con discursos esquizofrénicos como el de la Senadora. Vengo con testimonios de personas incluso a las respeto, por ejemplo, Álvaro Delgado, personaje muy interesante de la política colombiana, militante toda su vida del Partido Comunista de Colombia. Él, Álvaro Delgado, el intelectual, el miembro del Comité Central del Partido Comunista en (su libro) ‘Todo Tiempo Pasado Fue Peor’; -¡qué bueno que los colombianos conozcan este texto!- denuncia cuál es el carácter de Partido Comunista y de las Farc, como corriente política, como organización que combina la violencia terrorista con la acción en las elecciones; es decir, con la política electoral para la toma del poder y eso tiene incidencias políticas y judiciales.

Y a esa corriente, pertenecen los citantes o el citante de este debate. Cuando habla, es la confrontación entre el líder valiente, elocuente, inteligente, decidido, capaz y sobre todo trabajador: el Presidente Uribe, versus los principales enemigos de esa democracia, expresada, personificada en Álvaro Uribe Vélez. Por eso, en textos como las cartas de ‘Tirofijo’, la obsesión permanente, es la muerte de Álvaro Uribe Vélez. La obsesión permanente y no hay en los textos de Reyes, citados por el Presidente Uribe, elogios al Presidente Uribe, no, hay la insistencia de confrontarlo en todos los terrenos, destruirlo moralmente y particularmente matarlo, matarlo, esa es la palabra. Hasta el punto que estando el Presidente en ejercicio, fue destruido todo un barrio en la ciudad de Neiva, con el objeto de crear un cono de succión para que cayera el avión del Presidente.

Les voy a poner, pequeñas ejemplificaciones, por lo corto del tiempo, porque aquí no hay oportunidad para mí, no soy el citante ni el citando, de hacer una larga pedagogía que los colombianos bien merecen y que ojalá nuestros compañeros del Centro Democrático creen conmigo la oportunidad de hacerlo en un debate en profundidad.

Oigan palabras sobre el carácter, por ejemplo, de esta corriente personificada en hombres como Manuel Cepeda y que por ello el más sanguinario tal vez lleva su nombre o por eso el nombre de la madre del citante es utilizado como seudónimo por la principal vocera de las Farc en La Habana hoy.

Dice este autor lo siguiente: “en el partido era así, si un alto dirigente con poder político como era Cepeda hacía algo que era considerado inadecuado, los demás callaban”. Era la autoridad en el partido y ese partido era el partido fundado de las Farc, y cuando se les vinculaba con las Farc, no eran simplemente en el sentido que pinta el Senador Velasco, no, el dirigente político, el hombre de ideales, el bello luchador que hace la apología en su texto de Marquetalia, que es su primer texto publicado, elogioso de la guerrilla de las Farc; no, no, no, estamos hablando de cosas más prosaicas, mi estimado doctor Velasco, ¿sabe de qué estamos hablando? De secuestro.

Dice Álvaro Delgado, en la página 230, lo siguiente: “volviendo a la discusión sobre el secuestro, ahora estoy convencido de que esa fue la más grave derrota política de Vieira en el partido, porque Vieira, era también enemigo del secuestro, como lo es Álvaro Delgado. Que él acogió en silencio la derrota, sin hacer ruido como convenía a su papel de dirigente respetuoso de una opinión ampliamente mayoritaria del comité central”. ¿Por qué está diciendo esto? Dice: “recuerdo claramente un debate en el seno –oigan ustedes dónde- del Comité Central del Partido Comunista, cuando Vieira planteó sus dudas, sobre la conveniencia de que el movimiento armado utilizara el secuestro como forma de extorción y financiamiento, lo manifestó claramente y la sala quedó fría”. Pues bien, Álvaro Vásquez, según este autor y Manuel Cepeda, bloquearon, anularon, impidieron que el Comité Central prohibiera a las Farc continuar con la orden o diesen la orden.

Yo le recomiendo mucho a mis oyentes o televidentes este libro también, es extraordinario y no es hecho desde el punto de vista nuestro, se llama ‘Armas y Urnas’, es un académico norteamericano (Steven) Dudley. Él sí que narra, con detalle, la personalidad de quienes desde el Partido Comunista orientaron a las Farc, por eso al morir ellos, en crímenes que igualmente yo condeno, merecen de inmediato que sus frentes más sanguinarios reciban ese nombre, me refiero a Teófilo Forero, me refiero a Manuel Cepeda, etc. Y eso es una corriente política y esa corriente política de la mano y en su memoria, es la que hoy quiere poner en el banquillo al más grande luchador de la democracia Colombiana, a quien imbuido de las ideas de la Seguridad Democrática, puso a Colombia en el camino de recuperar la tranquilidad, y la calma y la paz; sin que eso hubiese podido ser posible, dado la traición a un mandato popular del actual Presidente de la República.

Por su parte el senador Cepeda no dudó en afirmar que el hermano de José Obdulio Gaviria "estuvo trabajando de la mano con uno de los asesinos de Guillermo Cano"

Top Ad 728x90