Top Ad 728x90

29 de julio de 2014

,

El Enciclopedismo que aún no llega

La educación es uno de los temas más álgidos cuando de expresar posiciones se trata y no es para menos su rol en la vida del ser humano es uno de los referentes

Enciclopedismo
Por Juan Urrea

La educación es uno de los temas más álgidos cuando de expresar posiciones se trata y no es para menos su rol en la vida del ser humano es uno de los referentes, casi siempre acertado, para predecir el futuro de una persona. Simón Bolívar ya lo decía en el discurso de Angostura: “Moral y luces son nuestras primeras necesidades”. 

Luces, sin duda el libertador no hacía alusión a otra cosa sino al movimiento de la ilustración que dejó como legado para el mundo la Enciclopedia, un compendio de conocimientos antítesis del oscurantismo que a la postre fue motivo de revolución en aquel entonces. Lo cierto es que al día de hoy como nunca antes en la historia de la humanidad el conocimiento y la información han estado al alcance de muchos; el internet se ha vuelto un referente exigido de aquellos que buscan indagar en el conocimiento. 

Sin embargo, en Colombia ese enciclopedismo cambiante de vidas y de desarrollo social no se ha posesionado, gran parte de la educación Colombiana, aquella regional y hasta de la central sufre una enfermedad de muerte y es la ausencia de realidad fáctica al educar. Uno de los argumentos que se obtiene al indagar por los malos resultados en las pruebas PISA es que los estudiantes no han podido solucionar problemas de la cotidianidad, pero eso sí, han sido muy buenos para la memoria. 

Lo anterior es muestra de que la educación no está siendo propositiva ni analítica, mucha de ésta se limita a exigir resultados de memoria para un examen y a la indignación por el particular “copie y pegue” de los estudiantes, si bien es grave el plagio es aún de mayor gravedad que el 70% de los trabajos de los estudiantes se pueda resolver de esta manera y no llevando al alumnado a esforzarse por ser propositivo e innovador. Lógicamente las culpas no sólo recaen en quien imparte la educación, el gobierno tiene bastante influencia, será necesaria una mayor inversión en la investigación y proyección de los estudiantes con miras a una educación que refleje las necesidades del mundo moderno y una proyección competitiva ante la educación de los demás países. 

Y sin duda, los estudiantes, Colombia requiere de talentos activos que permitan el desarrollo social por medio del conocimiento, las capacidades de algunos jóvenes se ha visto rezagada por el desdén hacía el modelo educativo y un uso abusivo del internet contrario al eje de conocimientos que es éste; los estudiantes del hoy por hoy son los llamados a tomar las riendas de un país que necesita innovación y competitividad, ésta no llegará por los fáciles y perversos caminos que en años pasados muchos jóvenes creyeron. La riqueza de Colombia está en las nuevas generaciones y son éstas las que deben encender los motores de aquella Colombia que tiene capacidades para gestar cambios sociales a base de las ansias y la premura por obtener conocimiento en pro del bienestar de las sociedades.

Top Ad 728x90