Top Ad 728x90

5 de junio de 2014

,

¡Santistas se creen dueños de la paz!

En casa de herrero, azadón de palo. Los que usan la paz como anzuelo electoral están que se matan entre ellos.

Santismo
Por Jorge Figueroa

En casa de herrero, azadón de palo. Los que usan la paz como anzuelo electoral están que se matan entre ellos. El expresidente César Gaviria odia enfurecidamente al candidato vicepresidencial Germán Vargas Lleras, quien a su vez odia al senador Roy Barreras que tambien odia al senador Armando Benedetti, quien a su vez odia a otro senador, Roberto Gerlein. Todos odian al estratega presidencial Jota Jota Rendón, quien odia al asesor Germán Chica, que odia al otro alto asesor Juan Mesa y entre todos odian al alcalde Gustavo Petro, que los odiaba a todos cuando ellos no odiaban a Uribe. Un evidente cuadro clínico de severo trastorno mental. Tanto, que trastocaron los valores y quieren hacerles creer a la fuerza a los colombianos que quienes votarán por Zuluaga son los que quieren la guerra y no sus amigos de las Farc, que llevan 50 años asesinando, secuestrando, extorsionando, traficando y reclutando menores para la guerra.

Los santistas creen que patentaron el uso exclusivo de la paz y son los dueños absolutos del monopolio electoral derivado de ella. Olvidan que en el Manifiesto Democrático de Uribe de los 100 puntos de la Campaña Presidencial del 2002, decía el entonces candidato Álvaro Uribe Veléz en el punto #41: “Soy amigo del diálogo con los violentos, pero no para que crezca sino para hacer la paz... Diálogo con abandono del terrorismo y cesación de hostilidades por parte de los violentos... La agenda democrática no se puede negociar bajo la presión de los fusiles”.

En conclusión, no se puede seguir negociando con los calzones abajo saltando hacia la impunidad, como lo hace Santos, sino con los calzones arriba y bien amarrados, como lo propone Oscar Iván Zuluaga, con la justicia como estandarte.

Por algo el consituyente y exministro conservador Álvaro Leyva, abanderado de la paz de todas las horas, ha pronunciado la siguiente frase muy diciente: “La paz con Zuluaga puede ser mas difícil, pero queda mejor hecha”.

Vanguardia, 04/06/2014

Top Ad 728x90