Top Ad 728x90

23 de mayo de 2014

,

Líneas para Iván Márquez

En la guerra el respeto al oponente es una máxima, otra cosa son las estrategias y tácticas que se utilicen para el combate

Terrorismo Iván Marquez
Por Tania Rodríguez

En la guerra el respeto al oponente es una máxima, otra cosa son las estrategias y tácticas que se utilicen para el combate, pero la gallardía de los oponentes estará por encima de toda táctica. Incluso los Protocolos de Ginebra tratan de eso, de la guerra sin trampa al oponente o, lo que es lo mismo, como combatir limpiamente.

Usted Iván Márquez no ha respetado a su oponente –pero eso es propio del terror- me refiero específicamente al tema ideológico, décadas haciéndose pasar por “rebelde” y de repente da usted una voltereta más propia de un acto de magia, al mejor estilo de Copperfield, usted se ha “liberado” de su rebeldía y terminó convertido en un oligarca bogotano. Sorprendida por su voltereta le diré algo, no crea usted que tiene en sus manos al gobierno Santos, es todo lo contrario, ha caído usted en manos de la maquina destructora más grande que ha existido en la historia de Colombia, la oligarquía bogotana.

Quienes como yo, estamos en franca oposición a sus “ideas” estamos aterrados, usted asesino a tantos inocentes por defender un supuesto ideal social y hoy termina siendo el mejor amigo de quienes han postrado –junto con ustedes- este país. Pasa usted a ser de los que históricamente se han repartido Colombia desde el Club el Nogal. Sin embargo, déjeme advertirle algo, usted Iván Márquez no será invitado al matrimonio de María Antonia, tampoco ira al cumpleaños Tutina, menos aún al compromiso de Martín, usted será el amigo del que se avergüencen los oligarcas bogotanos, pero que lo utilizaran cuando les convenga.

Falto usted el respeto de aquellos que murieron en las filas de su propia banda terrorista, asociarse con guerrilleros del Chicó y de Los Rosales habla peor de usted de lo que yo pensaba. Termino usted siendo un arribistas más, que tal vez ni siquiera logre disfrutar de desayunos en el Nogal o conferencias en la Javeriana –su claustro natural- pues siempre tendrá que tener presente lo ocurrido a otros como usted, caso Pizarro Leon-Gomez , quien les fue útil hasta que vieron en el la amenaza al “sistema”. Si me preguntara usted mi opinión acerca de su acto de magia yo le diría que, más seguro estaría usted en la selva colombiana que compartiendo manteles con Enrique, su amigo marxista del Chicó.

No le tengo a usted en alta estima, sin embargo, no es menos cierto que ambos compartiremos un espacio común, si, usted y yo estaremos en la CPI, yo llevando pruebas de sus crímenes terroristas y usted como criminal, de eso no lo librara el hoy Presidente de la Republica –por más que quiera- yo sé cómo hacerlo, tengo el respaldo europeo y los medios para hacerlo. Usted Márquez nunca podrá gozar tranquilo de sus nuevos amigos oligarcas y menos aún de su soñada vuelta al Congreso de la Republica porque nosotros, sus oponentes estaremos respirándole legalmente en la nuca.

Pero como su oponente legítima que soy de usted también puedo jugar limpio en esta contienda, por ello me permitiré hacerle una observación, si Santos fue capaz de traicionar a Uribe que le cumplió el sueño de ser Presidente, que no hará con usted y sus socios criminales, porque permítame decirle algo, de eso tan bueno que han pactado con este gobierno no dan tanto.

El Mundo, 22/05/2014

Top Ad 728x90