Top Ad 728x90

6 de abril de 2014

¿Santos dejará de ser Santos?

Las próximas horas serán cruciales para el futuro político del presidente Juan Manuel Santos. El Consejo Nacional Electoral decidirá sobre la eventual reelección del mandatario candidato y lo que este haga o deje de hacer jugará un papel determinante en la conducta decisoria del alto tribunal

Juan Manuel Santos
Por Ernesto Rodríguez Medina

Las próximas horas serán cruciales para el futuro político del presidente Juan Manuel Santos. El Consejo Nacional Electoral decidirá sobre la eventual reelección del mandatario candidato y lo que este haga o deje de hacer jugará un papel determinante en la conducta decisoria del alto tribunal.

Sus muy controvertidos y controversiales integrantes deberán pronunciarse acerca de la legalidad de la convención conservadora, celebrada en enero pasado y que oficializó la candidatura presidencial, por el partido, de la exministra Marta Lucía Ramírez.

A pocas horas de este lanzamiento un grupo de "mermelados" parlamentarios demandaron dicha elección dizque por falta de "garantías" para los convencionistas adictos al santismo. No ha faltado el jurista que ha advertido que el CNE no tiene atribuciones para fallar a este respecto.

Por esto mismo desde entonces ha pasado de todo. Presionados por las partes en conflicto los "honorables" Consejeros no se han podido poner de acuerdo para emitir un veredicto, pero se espera que lo hagan antes del martes próximo. En el entreacto Santos no se ha quedado quieto y ha maniobrado a diestra y siniestra, fiel a su estilo y a su estirpe. El escenario es un verdadero laberinto moral y la pregunta que todos nos hacemos es si Santos se "restea" o, por el contrario, deja actuar libre y autónomamente a unos magistrados que en su mayoría han sido nombrados por él o pertenecen su coalición de gobierno.

Es evidente que si a Marta Lucía le desconocen su investidura deja de tener posibilidades en la carrera presidencial y a Santos se le "arreglarán las cargas", porque una buena parte de los conservadores, siempre mal acostumbrados por aquello de la nómina se iría para donde las huestes santistas e inclinaría la balanza en favor de la reelección. De suceder lo contrario, los goditos siempre disciplinados producirían un gran boquete en la llamada "unidad nacional", con resultados bien diversos en las dos vueltas presidenciales.

Para nadie es un secreto que si Enrique Peñalosa llega a enfrentarse "cara a cara" con Santos tiene grandes posibilidades de derrotarlo. "Todos contra Juan Manuel" sería la consigna del antisantismo que será fácil de convocar y aglutinar. No pocos estiman que la suerte de Santos ya está echada y su futuro, sea cual sea la decisión del CNE. Amanecerá y veremos. Mientras tanto, aconsejamos al señor Presidente seguir las enseñanzas del tío abuelo y enfrentar el desarrollo de los acontecimientos con "fe y dignidad".

ernestorodriguezmedina@gmail.com

El Nuevo Siglo, 05/04/2014 

Top Ad 728x90