Top Ad 728x90

10 de febrero de 2014

,

HRW exige a España que detenga expulsiones sumarias desde Melilla

Human Rights Watch exige a España que detenga las expulsiones sumarias desde Melilla ante la violencia que Marruecos utiliza contra los inmigrantes subsaharianos.

Policia española
Human Rights Watch exige a España que detenga las expulsiones sumarias desde Melilla ante la violencia que Marruecos utiliza contra los inmigrantes subsaharianos.

"Las fuerzas de seguridad españolas también utilizan un excesivo uso de la fuerza cuando expulsan sumariamente a migrantes de Melilla". La organización reclama al Gobierno español que "detenga todas las devoluciones sumarias a Marruecos desde la frontera con Melilla y suspenda el retorno forzoso a Marruecos de los migrantes que han alcanzado Melilla hasta que Rabat demuestre que no se arriesgan a ser golpeados o sometidos a otros abusos y que sus derechos son protegidos".

Estas expulsiones sumarias, afirma HRW, violan las leyes internacionales y las de la propia Unión Europea, que prohíbe a los países miembros retornar a cualquier persona a un lugar donde se enfrente a un serio riesgo de ser sometido a tratos inhumanos y degradantes.

Las fuerzas de seguridad marroquíes golpean y cometen abusos con frecuencia contra los inmigrantes subsaharianos e, incluso, también les roban. Un informe de la organización HRW afirma que, a pesar de que ha habido algunas mejoras en el trato de las personas migrantes desde septiembre de 2013, los abusos persisten.

Según el texto, 79 páginas que documentan la violencia empleada en Marruecos contra los subsaharianos, Rabat "parece haber cesado la práctica de expulsar a los migrantes a la frontera con Argelia", a tierra de nadie, algo frecuente en 2010 y 2011. Sin embargo, una investigación realizada en las últimas semanas en Uxda, Nador y Rabat, indica que las fuerzas de seguridad "continúan utilizando la violencia contra los migrantes expulsados de Melilla".

Top Ad 728x90