Top Ad 728x90

16 de enero de 2014

, ,

Las raíces de la violencia en la Venezuela chavista, Parte III

Hay quienes pueen ser incluídos en varias de estas categorías simultaneamente. En el mundo de la ética todos los miembros de esas categorías son igualmente responsables.

Chavismo
Por Gustavo Coronel

Existen nueve categorías de responsables del desastre social ocurrido en Venezuela durante los últimos 15 años: (1) quienes han dado las órdenes; (2), quienes han aconsejado; (3), quienes han consentido; (4), quienes han provocado; (5), quienes han adulado; (6), quienes han ocultado; (7), quienes se han asociado; (8), quienes han guardado silencio; (9), quienes han justificado.

Hay quienes pueen ser incluídos en varias de estas categorías simultaneamente. En el mundo de la ética todos los miembros de esas categorías son igualmente responsables.

  1. Quienes han dado las órdenes. Los grandes responsables en esta categoría son el difunto, Hugo Chávez Frías y Nicolás Maduro. También los ministros de la defensa quienes ordenaron aquello de “patria o Muerte” a sus invertebrados subordinados. Han sido gente torva, de poca cultura, resentidos sociales o gente simplemente torva como Fidel Castro.
  2. Quienes han aconsejado. En esta categoría entran los ministros claves del régimen: Rafaél Ramírez, Nelson Merentes, Jorge Giordani, las eminencias grises José Vicente Rangel y  Diosdado Cabello, la nepótica Cilia Flores, ideólogos como Ceresole, Marta Harnecker, Ignacio Ramonet, Heinz Dieterich, Heiman El Troudi, Carlos Lanz, Alberto Muller Rojas, Luis Britto García. Asi mismo, algunos  tempranos acompañantes del difunto sátrapa, como Luis Miquilena.
  3. Quienes han consentido. Son muchos quienes han consentido el estado de cosas, desde la Corte Suprema de Justicia de 1999, la cual abrió a la puerta a los abusos de poder del nuevo presidente, pasando por Tibisay Lucena y sus harpías, el secretario general de la OEA José Miguel Insulza, el presidente de Colombia Santos, los líderes del ALBA y de PetroCaribe, banqueros y empresarios como los de la Cámara Petrolera, quienes han actuado en función de agendas personales o tribales en contra de la justicia.
  4. Quienes han provocado.   En esta categoría entran quienes han encendido las hogueras del odio y de la lucha de clases. Gente como Lina Ron, Iris Varela, Fernando Soto Rojas, Dario Vivas, Pedro Carreño, Mario Silva, Izarrita, verdaderos especímenes sacados de las páginas de un texto de Patología mental.
  5. Quienes han adulado. Con una melosidad generalmente interesada los aduladores han contribuído a acentuar la naturaleza criminal y abusiva del régimen. Carlos Escarrá, Francisco Arias, Roy Chaderton y  otros embajadores del régimen, Ernesto Villegas, Mariann Hanson, el coro de castrati formado por los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, José Mujica el presidente Uruguayo y el brasileño Lula, algunos ministros de la defense a lo Diego Molero y una legión de sicofantes y arrastrados menores.
  6. Quienes han ocultado. Burócratas bien pagados para encubrir las arbitrariedades del régimen. Los del Poder Ciudadano, como Isaías Rodríguez, Gabriela Ramírez, Luisa Ortega, Clodosbaldo Russián, magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, policías, narco-generales, funcionarios de PDVSA y CVG, legisladores, toda una trama de miserias humanas.
  7. Quienes se han asociado. En esta categoría se incluyen los banqueros “amigos” del régimen, los contratistas tipo bolichicos, Ruperti y los afortunados dueños de la empresa que alquiló la gabarra Aban Pearl, los intelectuales invertebrados como Earle Herrera, Roberto Hernández Montoya, Roberto Malaver, Clodosvaldo Hernández y líderes regionales como Cristina Fernández y Rafaél Correa, así como artistas de Hollywood como Danny Glover y Sean Penn o plumas a sueldo en las universidades y centros de reflexión de los Estados Unidos. Muchos de ellos son mercenarios sin ideología política, maestros del “cuanto hay pá eso” y del “voy pegao”.
  8. Quienes han guardado silencio. Esta categoría agrupa a millones de venezolanos, desde Roma hasta Singapore, y a organismos internacionales como la OEA,  quienes han preferido bajar la cabeza y permanecer en  silencio frente a los abusos, el crimen, las persecuciones y la siembra del odio. Son los indiferentes, quienes se preocupan demasiado por su bienestar personal y desean mantener intacta la comodidad de sus vidas.
  9. Quienes han justificado. Miles de venezolanos se agrupan en esta categoría. Inundan las páginas de Aporrea y del Correo del Orinoco. Participan de los profundos complejos de inferioridad que han llevado a los líderes del régimen a cometer sus crímenes y por ello creen justificados los abusos de poder y hasta los asesinatos de ciudadanos venezolanos.  Por ejemplo, un loquito canadiense llamado Oscar Heck escribe en Aporrea ayer lo siguiente:
    Ver http://www.aporrea.org/actualidad/a179983.html :  “el concepto de “la inseguridad” es un concepto que fue inventado por los medios de comunicación de la oposición para generar zozobra”. Es decir, no existe tal inseguridad, dice el loquito, borrando de un plumazo los 24.000 muertos del año 2014.
    No es posible aceptar con resignación esta trágica complicidad.
La Patilla.com, 16/01/2014


Top Ad 728x90