Top Ad 728x90

31 de enero de 2014

,

¡Ayy! del Partido Conservador

Las bases están indignadas por la manera como se conduce al Partido Conservador.

Partido Conservador
Rafael Gómez Martínez

Las bases están indignadas por la manera como se conduce al Partido Conservador. Personalmente, nunca había visto en Colombia que las bases de un partido político se rebelaran contra sus senadores y representantes. Fue una reacción espontánea de los indignados conservadores de verdad. ¡Qué dignidad!

“¡Ayyy!, del Partido Conservador, si olvidando la doctrina, se envenena con los personalismos. ¡Ayyy! del Partido Conservador, si rompiendo sus tradiciones, y disciplinas, se deja invadir por las estériles agitaciones politiqueras, ¡Ayyy! del Partido Conservador, si entrega sus destinos a las mentes equidistantes, que sin fe ni amor al ideal del partido, se entregan en los momentos de peligro, se repliegan al pie de la balanza como trinchera de quietud y de sosiego; Y, ¡Ayyy! del país, ¡Ayyy! de la República Cristiana, ¡Ayyy!, de la Libertad, ¡Ayyy! de la tranquilidad de la vida, si el Partido Conservador no sabe estar a la altura de su deber”.

El contexto en el cual se dio el discurso de los ayy, del Dr. Laureano Gómez, correspondió a un momento crítico de mi Pc, cuando al Dr. Mariano Ospina le dio por decir que “había llegado solo al poder”, lo que produjo su reacción. Ahí, comenzó el cimiento para la división conservadora que terminaría en el golpe de estado del General Rojas Pinilla.

Después de la convención de mi Pc, que pone a mi Pc en un momento crítico, no se entiende el por qué el senador Gerlein y su gente, junto con El Nuevo Siglo, apoyan a un jms Chamberlain Kerensky, con minúscula. ¿Qué tiene de conservador jms?

Las bases conservadoras no lo entienden. Yo, no lo entiendo. Las bases están indignadas por la manera como se conduce al Partido Conservador. Personalmente, nunca había visto en Colombia que las bases de un partido político se rebelaran contra sus senadores y representantes. Fue una reacción espontánea de los indignados conservadores de verdad. ¡Qué dignidad!

Yo, no quisiera estar en los zapatos del senador Gerlein. Como la gallardía obliga, desde estas líneas de opinión conservadora, un saludo solidario. Usted, ha representado al Partido Conservador durante 40 años de servicio. Por una decisión personal equivocada, a mi modo de ver, usted no se merecía salir por la puerta de atrás. Sobre todo, de esa manera tan vergonzante.

Pero, se la buscaron. Hicieron hasta lo imposible para que la convención no se realizara. Se inventaron un grupo de conservadores con Santos, con cachuchas y camisetas. ¿Qué esperaban? ¿Que los recibieran con los brazos abiertos? ¿No tienen un poco de vergüenza? ¿Echeverry pensó alguna vez que su “mermelada” llegaría tan lejos?

Mención de honor para Marta Lucia Ramírez, mujer valiente que recorre en solitario el país. Y, Marta Lucía: te tocará recorrerlo sola. Si Marta Lucía, logra recoger el descontento de la mayoría de los colombianos, dentro de los que me incluyo, podría dar la sorpresa. El país Cristiano, el país Conservador, no se entrega. No se rinde.

Puntilla: ¿Será verdad que “los mermelados” recibieron llamada directa desde la Fundación Buen Gobierno, de un conservador, para que se salieran? ¡Ayy! del Partido Conservador. ¡Ayyy! del Nuevo Siglo.

*Miembro de la Corporación Pensamiento Siglo XXI

El Nuevo Siglo, Enero 30 de 2014.

Top Ad 728x90