Top Ad 728x90

31 de diciembre de 2013

Predicciones 2014

Santos será reelegido, firmará una paz limitada y la economía seguirá creciendo de modo mediocre. ¿Y el Mundial?

Juan Manuel Santos | Copolitica
Por Mauricio Vargas

Santos será reelegido, firmará una paz limitada y la economía seguirá creciendo de modo mediocre. ¿Y el Mundial?

No me fue mal con las predicciones para el año que termina. Acabo de revisarlas y acerté en que Santos anunciaría que va por la reelección, predije un limitado acuerdo con las Farc –aunque asumí que estaría listo en noviembre– y también atiné en que la economía crecería alrededor del 4 por ciento.

Asimismo, apunté bien al decir que el alcalde Gustavo Petro ahondaría su apuesta populista, pero me equivoqué cuando planteé la posibilidad de que se retirara en mayo para quedar habilitado como candidato presidencial. Le habría ido mejor...

Va la primera –y fácil– predicción para el 2014: Juan Manuel Santos será reelegido Presidente. No tanto por sus virtudes. Tiene más de las que sus enemigos le reconocen y muchas menos de las que le cantan sus áulicos. Ganará porque la gente no quiere sobresaltos y porque los demás candidatos son peores. Solo un candidato sorpresa, surgido quizás de la consulta verde, puede adquirir el impulso para pelearle la segunda vuelta. De lo contrario, Santos ganará en la primera.

Será una campaña con pocas emociones, salvo las que ponga la lista de Álvaro Uribe al Senado, que conseguirá unas 12 o 15 curules, algo que a él le parecerá poco, pero que será suficiente para que el expresidente se vuelva un dolor de cabeza semanal para el Gobierno. La izquierda no avanzará, entre otras porque parece difícil que vaya con un candidato único a las presidenciales. Tres líderes de izquierda son capaces de dividirse... en cuatro.

La economía seguirá creciendo alrededor del 4 por ciento, quizás un poco más porque la inversión en infraestructura, que estuvo paralizada los primeros 30 meses de Santos, por fin viene arrancando y debería acelerarse en el 2014. Es una cifra mediocre, aunque aquí le hagamos fiestas. Si Colombia quiere salir del subdesarrollo, necesita varios años de crecimientos del 6 por ciento y no echar las campanas al vuelo cuando alcanza el 4 por ciento.

En cuanto a las negociaciones de La Habana, llegarán a un acuerdo más o menos completo y definitivo, pero no antes de las elecciones. Lo que consigan los negociadores antes de mayo será limitado. Entre otras porque Santos sabe que es más fácil salir reelegido con acuerdos parciales y poco concretos que con un acuerdo que ponga blanco sobre negro que los excomandantes guerrilleros, responsables de miles de muertes y secuestros y metidos en el narcotráfico hasta el cuello, no pagarán cárcel. Algo así indigna tanto que pondría en peligro la reelección por inercia hacia la que camina Colombia.

El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, terminará de caerse, aunque seguirá pataleando. Cientos de mandatarios locales destituidos por el Procurador actual y sus predecesores han acatado esos fallos sin llamar a manifestaciones ni acudir a instancias internacionales. Petro se cree tan excepcional que piensa que a él debe aplicársele una Constitución distinta de la colombiana. La realidad es que ha sido un pésimo alcalde. Aun así, se las está arreglando para salir como mártir.

Para cerrar, una predicción osada: la Selección Colombia no solo pasará a octavos de final en el Mundial de Brasil, sino que llegará a cuartos. Y, una vez ahí, puede dar sorpresas adicionales. Sé que estoy pensando, en parte, con el deseo. Pero la selección de José Pékerman tiene disciplina, estrategia y jugadores –muchos con recorrido internacional– para llegar a instancias avanzadas del Mundial. Y no tiene, como la de 1994, a los apostadores y mafiosos encima.

¡Feliz 2014 para todos!

El Tiempo, 30/12/2013

Top Ad 728x90