Top Ad 728x90

3 de diciembre de 2013

No pienso en eso porque yo no maté a Galán: Miguel Maza Márquez

A días de cumplir 76 años, el general (r) Miguel Maza Márquez volvió a ser detenido por su posible participación en el magnicidio de Luis Carlos Galán.

Por: María Elvira Arango
A días de cumplir 76 años, el general (r) Miguel Maza Márquez volvió a ser detenido por su posible participación en el magnicidio de Luis Carlos Galán.
General Maza Márquez, ¿quién mato a Galán?
Mi abogado, Iván González, ha propuesto un debate nacional para que se sepa la verdad y no estemos dando palos de ciego deteniendo a gente inocente como yo, que nada tuve que ver con el crimen de Galán sino que combatí el narcoterrorismo en su peor época.
¿Quién estaba interesado en matar a Galán? ¿Quién se favoreció con su muerte?
Galán y Escobar hicieron política juntos en el Nuevo Liberalismo. Después de algún tiempo, Galán lo expulsó de su movimiento porque era narcotraficante. Eso indignó a Escobar y vino la confrontación que terminó con la muerte de Galán y pasó por la de Lara Bonilla, lo del Palacio de Justicia y el atentado a Enrique Parejo.
La Fiscalía dice que usted cambió los escoltas de Galán 14 días después de que le hicieron un atentado en Medellín. ¿Por qué lo hizo?
Eso no es verdad y está en el expediente. El único cambio que hubo fue el del jefe de escolta, un mes antes del asesinato. Se nombró al teniente Torregrosa porque Galán pidió que le cambiaran al jefe de escolta, pues el que tenía era muy joven y le llevaba chismes a Gloria Pachón vinculados con su vida privada.
¿Luis Carlos Galán le pidió que le quite al jefe de escoltas por chismoso?
Por chismoso, exactamente.
Por un lío de faldas de Luis Carlos Galán...
Es lo que él me dijo, y a la gente hay que creerle.
Y en esa reunión, ¿quién estaba, general? ¿Dónde fue esa reunión?
En Palacio, en el mismo despacho. Estábamos Barco, Galán y yo. Cuando llegué a Palacio me saludó el presidente Barco y me dijo: “El doctor Galán tiene algunos inconvenientes con la escolta”. Nos saludamos porque con Galán nos unía cierta simpatía, y él me dijo: “El favor que le voy a pedir es que me cambie el jefe de escolta. No es que sea malo, es un buen muchacho, no lo vayan a botar, pero tal vez por su juventud juega mucho con los subalternos y estamos atravesando una época difícil. Necesito una persona con más experiencia, más autoridad. Además se la pasa llevándole chismes a Gloria Pachón, y eso sí me incomoda porque me crea conflictos”. Luego el jefe de protección del DAS se reunió con Galán y se pusieron de acuerdo en la persona. Se escogió al teniente Torregrosa.
¿Y al teniente Torregrosa lo escogieron mirando una hoja de vida, estudiando sus antecedentes o fue una recomendación del DAS...?
Mirando todo. Él lo vio y lo conversó. Hay que partir de una base: el atentado en Medellín fue a los pocos días de estar Torregrosa con Galán. Él estaba al lado del candidato. Cuando Galán llegó de Medellín, Alfonso Gómez Méndez, el procurador, le sugirió al director de la Policía que le diera más seguridad a Galán.
¿No dependía de usted hacerlo después del frustrado atentado?
El director de la Policía, general Gómez Padilla, visitó a Galán y le dijo: “Estamos en condiciones de aumentarle su servicio con Policía y le pongo un capitán al mando de su escolta”. Galán respondió: “Estoy muy contento y seguro con lo que tengo. Le agradezco, pero dejemos las cosas así”.
La Fiscalía dice que Torregrosa tenía en su hoja de vida una investigación por homicidio y problemas de cleptomanía. ¿Esa fue la persona escogida para cuidar al hombre más amenazado de Colombia en ese momento?
Sobre el teniente Torregrosa se han dicho muchas cosas. Que era mi compañero de curso, que era mi compadre, que era mi hombre de confianza. No lo conocía. Incluso un expresidente dijo que por un mal reparto con sus colegas de andanzas lo habían asesinado en el Magdalena Medio. Después se constató que Torregrosa estuvo en Ciénaga visitando a su mamá y allá le dio un aneurisma en el cerebro. Murió el 6 de enero de 2000.
¿Usted cree que Torregrosa tuvo algo que ver en el asesinato de Galán?
De acuerdo con lo investigado últimamente en el expediente Galán, se notan dificultades, fisuras y negligencia en el servicio de Policía en Soacha. El entonces comandante de Soacha, el mayor Montilla, ya les echó la culpa a sus superiores de Cundinamarca, que no le dieron suficiente apoyo. Eso produjo la muerte de Galán.
Dice la Fiscalía que usted puso el DAS al servicio de los grupos paramilitares.
Es una acusación temeraria. Cuando los paramilitares empezaron a combatir al Estado, yo no estaba en el DAS. El hombre que más combatió el paramilitarismo en esa época fue el general Miguel Maza Márquez. Sobre todo a los que llamaron la primera generación, la de Puerto Boyacá. Dimos de baja a El Mexicano, a la familia Pérez. Yo denuncié a Yair Klein, yo envié una carta a su país y fue detenido, yo aporté las diligencias preliminares que le permitieron al Tribunal de Caldas pedirlo en extradición.
Jesús Baquero, alias ‘Vladimir’, dice que hubo vínculos entre usted y el jefe de las autodefensas del Magdalena Medio, Henry Pérez, y que fue usted quien informó a los paramilitares sobre la empresa israelí que dictaba cursos de seguridad y defensa, la escuela de Yair Klein.
Yo fui quien identificó a Yair Klein. Él tuvo la suficiente honradez de decirle al país que nunca habló con el general Maza, y que mucho menos hubo componendas, ni negocios, ni cosa por el estilo. En el proceso en mi contra llamaron al jefe paramilitar Ernesto Báez en 2008, a dar una declaración para que confesara sus delitos, y salió diciendo que me la pasaba en el Magdalena Medio tomando trago con Pablo Escobar y El Mexicano. Cómo sería la cosa de exuberante que el mismo lugarteniente de Escobar, alias Popeye, sacó un comunicado desmintiéndolo y diciendo que eso era imposible porque eran archienemigos.
General Maza, ¿por qué fueron acusados injustamente el ciudadano Alberto Jubiz Hazbún y otros del crimen de Galán?
Esa es otra perla que me achacan a mí y nada tuve que ver. Quien hizo la inteligencia y capturó a Jubiz Hazbún fue el F2 de la Policía, entonces dirigido por el coronel Óscar Peláez. No tengo nada que ver, pero parece que mi nombre es dulce y me lo achacan.
General, ¿se necesitaba de la información del cartel de Cali para acabar con Pablo Escobar?
No creo. Cuando llegó Barco a la Presidencia, el país estaba desbaratado, sin Corte Suprema de Justicia. Yo le propuse conformar un bloque de búsqueda y buscamos ayuda internacional. Eso fue lo que ayudó a ir avanzando.
¿Usted ha matado a alguien, general?
Mis manos no están manchadas de sangre ni de dinero ajeno. Siempre he vivido de lo que gano junto con mi esposa. Hoy estamos pensionados y vivimos sin muchos afanes.
Si lo encuentran culpable, ¿ha pensado en que puede pasar el resto de su vida detenido?
No pienso en eso porque yo no maté a Galán. Eso lo sabe todo el mundo y por donde voy la gente me abraza y me da las gracias por todo lo que hice.
* Directora de Los Informantes, de Caracol Televisión. El Espectador.com



Top Ad 728x90