Top Ad 728x90

16 de diciembre de 2013

No entiendo la indiferencia de Santos frente a la vida de los soldados y policías: Álvaro Uribe Vélez

El expresidente Álvaro Uribe admite que el candidato del Centro Democrático, Oscar Iván Zuluaga, es desconocido para la mitad de los colombianos, lo cual hace muy difícil la contienda con el presidente Santos.

El expresidente Álvaro Uribe admite que el candidato del Centro Democrático, Oscar Iván Zuluaga, es desconocido para la mitad de los colombianos, lo cual hace muy difícil la contienda con el presidente Santos.
Por Edgar Artunduaga 
Algunos dicen que no tiene carisma, comenta Uribe… Y enseguida reflexiona:
“Yo pienso que no estamos buscando una reina de belleza, sino un presidente de la República. Y es un hombre serio, que no se torcerá como sí lo hizo Juan Manuel Santos. Óscar Iván es un hombre sin torcedera; es firme, sin ínfulas publicitarias. Es decente, un hombre con corazón social, que sabe del diálogo popular. Las encuestas muestran que un 51% de los colombianos todavía no lo conoce. Quienes lo conocen deben ayudarnos a mostrarlo al país”.
¿Y cómo hacer para que lo conozcan?
Será un esfuerzo de muchas personas. Casi que un esfuerzo de persona a persona.
En este tiempo de balances, ¿cómo califica al gobierno Santos?
Me llama un señor de Bucaramanga y me dice que hay unos camiones con semovientes en una carretera entre Cúcuta y Ábrego, que la guerrilla paró esos camiones y se robó los semovientes, le quemaron el camión. Hace poco, unos atracos terroristas en unas carreteras del sur del Meta. A un alcalde del Tolima la guerrilla lo obliga a entregarle botas con presupuesto del municipio a los integrantes del grupo terrorista. Todo esto es muy preocupante.
En el año 2002 en Colombia, de acuerdo con País Libre, hubo 1.882 secuestros. En el año 2010 cuando terminó nuestro gobierno 182. Este año, hasta la semana pasada 305. Entonces ahí va viendo usted lo que sería la libreta de calificaciones del gobierno Santos en este 2013.
¿Y en qué otros aspectos el país termina mal?
En el Índice de Desarrollo Humano, que es un indicador social de Naciones Unidas de gran importancia, Colombia perdió 12 puestos. En las pruebas PISA de educación, el país ha perdido 10 puestos en la administración Santos, para no hablarle del índice de competitividad y otro índice económico como es el de ambiente de inversión, en todos los cuales el país ha venido perdiendo. Eso preocupa.
¿Por qué las encuestas siguen favoreciendo al Presidente Santos?
Yo no soy analista de encuestas, pero el gobierno ha demostrado tener un techo muy bajo, no obstante a sus excesos de publicidad. Están raspando unas carreteras para decir que las están mejorando, cuando simplemente pasan una motoniveladora.
Los hechos que usted denuncia no se conocen porque el Gobierno los esconde, porque las Fuerzas Militares no los cuentan, porque los medios los ocultan. ¿Qué es lo que pasa al respecto?
Una combinación de todo. El gobierno da la orden de encubrir. El Presidente de la República ha llegado a decir que las malas noticias se conocen por mí, porque su propósito ha sido encubrir y algunos medios gobiernistas hacen lo propio, y a las Fuerzas Armadas les dan esa orden, y las Fuerzas Armadas no tienen medios de publicidad.
La semana pasada, el día antes del asesinato de Inzá, me reuní con unos ciudadanos del Cauca, en Cali. Nos contaron sobre todo el control terrorista en esa área. El asesinato de Inzá no es sorpresivo. Es muy doloroso pero no sorpresivo.
Hablo con la Fuerza Pública y me dicen que están muy desmotivados, que el Gobierno les ha frenado el accionar contra el terrorismo.
Señor expresidente Uribe, ¿cómo ve usted el panorama general a propósito de la destitución del alcalde Petro?
Ese es un tema institucional, que no debo usar como asunto político. Mal contribuiría yo a la democracia si hiciera uso político de ese tema. Debo ser muy prudente.
El nuevo embajador de Estados Unidos en Colombia dice que se podría “erosionar el proceso de paz”, ¿usted qué piensa?
Es un irrespeto del nuevo embajador de Estados Unidos. El embajador no debería inmiscuirse en esos aspectos, además de respetar que hay muchos colombianos que piensan que la paz no es viable cuando hay impunidad de por medio y cuando hay privilegios para burlar la ley. Ojalá el embajador se abstenga de hacer esos comentarios.
¿Pero qué es lo que más le disgusta, que el embajador hable del proceso de paz o que hable de Petro?
A mí lo que más me disgusta es que el embajador entre en esos temas que no le corresponden.
La intromisión de los embajadores norteamericanos, de los embajadores de Estados Unidos es vieja, de tal manera que a muchos les haya parecido normal que llegue hablando.
Pues hombre, a mí no me parece normal. Nunca busqué esa intromisión, ni la acepté, ni la propicié durante los ocho años en los cuales fui presidente.
¿Cómo quedaron las cosas con Francisco Santos?
Yo le dije tres cositas: “Mire, doctor Francisco, usted sabe que aquí se le aprecia, usted fue ocho años vicepresidente, usted sabe que la convención fue una convención honorable, que allí hubo un voto transparente y lo necesitamos en esta batalla”. Él estuvo amable y receptivo.
¿E hicieron las paces?
Usted sabe que no había motivo para hacer las paces porque yo nunca hice nada distinto a asumir una actitud de total prudencia y a repetir lo que ha sido mi aprecio por él.
¿Cree que el Centro Democrático debería tener candidato para la elección de alcalde tras la decisión que se tome contra Petro?
El tema de Bogotá debe ser tratado a la luz de los intereses superiores de Bogotá. Ojalá no se le mezcle politiquería, esa politiquería ‘ratonciliezca’ que tanto daño hace.
Yo por ejemplo he tenido preocupaciones con la movilidad en Bogotá. El gobierno nuestro le entregó al gobierno de Antanas Mockus 1.000 millones de dólares para avanzar en el TransMilenio; llevamos tres años sin que se avancen esas obras. Se aportó una cifra grande para el Tren de Cercanías y también está estancado. Con el metro tampoco pasó nada. Tres años perdidos y la ciudad en una congestión que la hace inviable, que le ha restado mucha agilidad. El Sistema Integrado de Transporte no funciona.
La salud tampoco funciona. El gobierno tiene un discurso de estatización de la salud, pero no administra. Lo que se ha definido en materia de vivienda social en Bogotá tiene un discurso social y un resultado antisocial.
Doctor Uribe, ¿por qué ha rechazado usted la disculpa del presidente Santos para San José de Apartadó?
Porque no entiendo de qué había que disculparse. Las Farc tenían penetración en esa comunidad. Eso no implica acusar a toda la comunidad. Lo digo con pruebas de la inteligencia militar de la época.
Además, Santos estaba en el gobierno. Yo dije que no podía haber ni un milímetro cuadrado del territorio del cual se excluyera a la fuerza pública colombiana. Y mire las ironías de la vida, cómo va de mal el país, cómo se va deteriorando.
El presidente Santos hace un show, aparece de muy humilde, etcétera, se retracta, hace publicidad, y a las pocas horas ahí cerca… las FARC ordena un paro armado y quema un vehículo entre Mutatá y Chigorodó.
Hay quienes dicen doctor Uribe, criticándolo a usted, que está a la caza de hechos de violencia como cualquier periódico amarillista, de sangre, para utilizarlo políticamente.
El Presidente Santos, en muy buena parte fue elegido por la Seguridad Democrática, por el esfuerzo de los soldados y policías de Colombia. Por eso no entiendo su indiferencia frente a la vida de los soldados y policías de Colombia.
¿Qué significa el hecho que el General Padilla de León esté en las listas del partido santista, del Partido de la U que antes era suyo?
Al Partido de la U lo utilizaron para aprovecharse de que había un gobierno en cabeza mía, que tenía un buen nombre, y después ese partido se lo llevó el Presidente Santos a hacer todo lo contrario, por eso nuestro esfuerzo del Centro Democrático.
Aquellos ciudadanos que continúan en el Partido de la U equivocadamente y que creen en esas ideas, nosotros los invitaríamos a que nos acompañen en el Centro Democrático.


Top Ad 728x90