Top Ad 728x90

7 de diciembre de 2013

“La Ley soy yo”: Juan Manuel Santos

El reinado de Juan Manuel I, será destacado por la Historia por su autoría de los tratados conocidos como: “Nunca Antes se Gobernó Mejor y El Arte de Prometer”

Por Hernán González Rodríguez

El reinado de Juan Manuel I, será destacado por la Historia por su autoría de los tratados conocidos como: “Nunca Antes se Gobernó Mejor y El Arte de Prometer”.

Sus inclinaciones comenzaron a perfilarse a los pocos días de su posesión, cuando se abrazó con su anterior enemigo y vecino, quien vino a Colombia disfrazado de bandera. Desde entonces jamás volvió a ser el mismo. Su mano derecha se volvió izquierda y sus amigos sus enemigos.

Sospecho que en ese abrazo del oso, algo pudo haberle sido “inoculado”, porque de inmediato canceló las bases militares de los Estados Unidos. Le entregó a Chávez al narcotraficante Walid Makled, conocedor a fondo de la corrupción de las fuerzas militares chavistas. Se asesoró del criticado juez Baltasar Garzón. Ingresó a Unasur. Y en sus alucinaciones como que ve buitres, tiburones y opositores que lo acechan.

Juan Manuel I sugirió la legalización de la droga. Intercedió ante los organismos internacionales para que acepten a Cuba. Los militares perdieron el fuero y resultaron en la cárcel, al tiempo que a los bandidos de las Farc les ha abierto las puertas de la Cámara de Representantes. Perdimos el mar de San Andrés y ahora nos encontramos solos, sin aliados y sin estrategias ante el eje Alba-China-Rusia.

En el tratado de las Promesas se dedica, en especial, a presentar planes y más planes futuros para ocultar sus modestas ejecuciones. Planea concesiones y rehabilitaciones de vías por doquier. Inaugura unas pocas casas gratis y acueductos sin agua. Cerrando hospitales corrige los errores de gobiernos pasados en la salud. Abre escuelas con profesores incompetentes a nivel mundial.

Las fracasadas reformas de Santos a la Justicia, educación, tributaria, pensional y la salud, apenas si las mencionará la Historia por su modesta trascendencia frente al inapreciable valor de su firma de la paz con las Farc. En este documento les concederá todo cuanto soliciten para llegar al poder, a cambio de que prometan portarse bien, como de costumbre.

Ejemplos de violaciones de Santos a leyes nacionales o internacionales. El hundimiento de su reforma a la Justicia. La impunidad de la Ley Marco para la Paz por sobre la justicia y las opiniones del mundo civilizado. Su referendo coincidente con otras elecciones. La venta caprichosa de Isagén. Su participación abierta en política para promover su reelección.

Los contradictores del tratado “Nunca Antes se Gobernó Mejor”, coinciden en que, ciertamente, nunca antes compró gobierno alguno el dominio del 80% del Congreso; pero infortunadamente lo dilapidó. Parodiando al “Rey Sol” el de “El Estado soy yo”, Juan Manuel I demuestra con sus hechos que “La Ley soy yo”.

El Espectador, 06/12/2013

Top Ad 728x90