Top Ad 728x90

29 de diciembre de 2013

, ,

Correa teme a las revelaciones sobre el apoyo de la CIA a FFMM

Rafael Correa afirmó temer que las revelaciones sobre el apoyo de la CIA en un operativo militar colombiano: "Operación Fenix", en marzo de 2008 contra un campamento de la banda terrorista de las FARC

Rafael Correa | Copolitica
Rafael Correa afirmó temer que las revelaciones sobre el apoyo de la CIA en un operativo militar colombiano: "Operación Fenix", en marzo de 2008 contra un campamento de la banda terrorista de las FARC en la selva ecuatoriana, por ser una "jugarreta" de la extrema derecha para afectar los actuales diálogos de paz en Colombia.

También dijo temer que esas informaciones recientes del diario The Washington Post pudieran ser usadas para intentar afectar las excelentes relaciones de su país con Colombia, abocada también a unas próximas elecciones presidenciales. Correa calificó de grave el informe periodístico, pero se preguntó por qué se revela ahora, cuando se producen los diálogos de paz entre el Gobierno colombiano y los terroristas de las FARC.

"No vamos a caer en la trampa, lo denunciado por el Washington Post es gravísimo, pediremos las explicaciones del caso, pero con mucho tino para no caer en lo que yo creo es una trampa de la extrema derecha colombiana", Correa.

Entre los asuntos que al Gobierno ecuatoriano le preocupan del informe periodístico es que las claves sobre la orientación de las bombas que se usaron en el ataque de marzo de 2008 en la zona ecuatoriana de Angostura, fueron entregadas a militares colombianos en 2010, dos años después de la operación.

"Cuando fue el bombardeo a Angostura, esas bombas tuvieron que ser programadas por militares norteamericanos", añadió Correa y recordó que era "secreto a voces" la participación de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en el ataque que generó la ruptura de la relación entre los dos países andinos.

Las autoridades estadounidenses "se creen con derecho a intervenir en cualquier lugar", reprochó el mandatario que también criticó el actual uso de drones, aviones no tripulados, para matar a "supuestos terroristas", sin juicios previos. Cabe recordar que uno de los ministros de Rafael Correa en la época del operativo militar era amigo del abatido terrorista Raúl Reyes, reconocido por sus delitos de lesa humanidad y prácticas genocidas, además de la ayuda en dolares aportados por las FARC a la campaña de Correa




Esto es "un crimen de lesa humanidad y nadie habla de esto", apostilló Correa que pidió entender "la gravedad del asunto" y el tino que se debe tener para asimilar la información publicada por el Washington Post. Por ello, justificó que su canciller, Ricardo Patiño, haya llamado ayer viernes al embajador de Estados Unidos en Quito, Adam Namm, y pedido al Gobierno de Washington explicaciones oficiales sobre la revelación periodística.

"Vamos a tomar las medidas del caso, pero con mucha prudencia, porque esto puede ser una trampa", reiteró el mandatario que dijo no tener dudas de que "la extrema derecha colombiana quiere la guerra, no quiere la paz".

"Hay que estar muy atentos, porque nadie me va quitar a mi la impresión de que esta es una jugarreta de la extrema derecha colombiana, norteamericana e internacional, en general, para boicotear los procesos de paz en Colombia y las excelentes relaciones que en estos momentos tenemos con el presidente Juan Manuel Santos", afirmó Correa.

Para los gobiernos del ALBA el grupo terroristas de las FARC es un grupo beligerante, es decir que lucha por causas sociales y que no tiene ninguna vinculación al narcotráfico ni comete delitos de lesa humanidad, genocidio y/o demás.

Top Ad 728x90