Top Ad 728x90

17 de agosto de 2013

Y se prendió el Ventilador

Y se prendió el ventilador Rodríguez, lo cual debe tener cuando menos, preocupado a Ernesto Samper que aunque tiene muy bien posicionadas sus fichas en el gobierno actual, sabe que la reactivación del escándalo conocido como el proceso 8.000

http://elalegrebengali.blogspot.com/
Y se prendió el ventilador Rodríguez, lo cual debe tener cuando menos, preocupado a Ernesto Samper que aunque tiene muy bien posicionadas sus fichas en el gobierno actual, sabe que la reactivación del escándalo conocido como el proceso 8.000, puede llegar a tener esta vez resonancia en el aparato judicial de Estados Unidos, y sabe también que el traidor presidente que hoy lo prohija, puede perfectamente asestarle una de sus famosas y subrepticias puñaladas, si es que sus intereses así se lo indican.


Las recientes declaraciones de William Rodríguez Abadía vuelven a traer a colación las innumerables perversiones cometidas por el Samperismo, el Cartel de Cali y sus aliados políticos a la hora de llevar y sostener a Ernesto Samper en la primera dignidad de la República. Cuenta el hijo de Miguel Rodríguez Orejuela, cómo financiaron la campaña presidencial, cómo su organización criminal se reunió con el alfil samperista Horacio Serpa, cómo repartieron dádivas en el Congreso de la República para lograr la absolución de Samper en la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes. Pero, así mismo y en la misma declaración, deslinda al Cartel de Cali de participación alguna en el magnicidio del gran Álvaro Gómez Hurtado dejando el manto de la duda tendido solamente sobre el tenebroso gobierno Samper. Hasta ahí nada nuevo, como tampoco son novedad las razones que esgrime Rodríguez Abadía para este apoyo financiero y logístico. Es claro que si apoyaron esa aspiración presidencial era porque una vez en el poder, Samper y sus esbirros se dedicarían a crear un escenario legal y político que permitiera su reinserción a la sociedad con irrisorias penas, pero, sobre todo, con el blindaje de sus fortunas que es, en últimas,el máximo interés del ilegal cuando ve que el poder político no es factible. Tampoco es novedad cómo cuenta que al final, el Cartel de Cali es traicionado por Samper, como enfáticamente reconoce en su intervención. Esto viene siendo algo así como llover sobre mojado.


Lo verdaderamente importante de estas declaraciones, es que se dan en el justo momento en que el desprestigiado y moribundo Partido Liberal se quiere jugar su reencauche ayudado por el presidente Santos y depositado en cabeza, vea usted, del seriamente cuestionado Horacio Serpa, queriéndose presentar como la dignificación de un legislativo que ellos mismos macularon groseramente cuando lo embadurnaron de dinero mal habido logrando la vergonzosa absolución del presidente Samper por parte del también seriamente salpicado de escándalo, Heyne Mogollón. Y se dan estas declaraciones cuando el liberalismo juega una baza importante, llevando al también samperista Juan Fernando Cristo a la presidencia del Congreso para tener un tanto de manejo político en el mismo.


Sin pretender entrar en un análisis profundo de la situación y solamente acudiendo al ojo de buen cubero, creo que el señor William Rodríguez Abadía ha presionado el botón correcto para impedir que estos corruptos personajes tengan oportunidad alguna de revivir su protagonismo político, y menos aún, cuando presentan sus aspiraciones como la artillería de batalla para detener el firme y seguro paso del Centro Democrático dirigido por el presidente Uribe hacia la conquista de una significativa y poderosa mayoría en Senado y Cámara.


Vistas así las cosas, creo que si el Partido Liberal presenta como sus puntas de lanza a Horacio Serpa -escudero del elefante- y a Simón Gaviria -el poco lector hijo del presidente que se arrodilló a Pablo Escobar- para su reconquista electoral, debe ir pensando en “recojerse” como dirían coloquialmente los costeños, porque aunque es claro que Horacio Serpa sí va a llegar al Senado, su margen de maniobra va a ser bastante limitado al no tener una bancada que lo respalde. 


No sé si este país sea tan afortunado como para que las declaraciones dadas por el señor Rodríguez Abadía lleven a una investigación que concluya con la caída de todo el peso de la ley sobre estos nefastos y felones paquidermos, pero de lo que sí estoy seguro es que en buena hora pueden prevenir a los infaltables y desmemoriados incautos a quienes pretende conquistar Serpa batiendo sus enormes bigotes llenos de corrupción y por lo menos, puede prender las alarmas sobre lo que sucedería al país si estos infames sujetos llegasen a ostentar nuevamente poder político. Dios nos libre.


Rodrigo Gallo
@AlegreBengali


Ad: Pensar en una reunión de Juan Manuel Santos con Ernesto Samper, me hace recordar la figura de dos cordiales traidores que se dan la mano, pero cada uno conserva la espalda apoyada en una pared de la sala.

Top Ad 728x90