Top Ad 728x90

7 de agosto de 2013

Multan a Capriles por expresarse libremente

La Sala Constitucional dedicó varias páginas del fallo a rechazar las dudas sobre su imparcialidad: “No sólo la representación actora incurrió en la mencionada falta a la majestad del Poder Judicial al que, paradójicamente, acudió en su defensa, sino que en diversas oportunidades y a través de distintos medios ha acusado expresa y radicalmente a la judicatura y, en particular, a esta Sala Constitucional, como un órgano completamente parcializado y llegó incluso a afirmar que este Máximo Juzgado obedecía la línea del partido de gobierno”.

El TSJ considera que las descalificaciones del Poder Judicial venezolano trivializan el debate democrático y minan la credibilidad de las instituciones ante los ciudadanos.

El máximo tribunal se adelantó a señalar que lo dicho por Capriles Radonski en el libelo de su demanda no corresponde al derecho al la libertad de expresión. Por el contrario, sugirió que los hechos constituyen el delito de vilipendio. Lo que es claro es que el poder judicial es otro de los brazos del chavismo y esta vez castiga a Henrique Capriles como una muestra represiva atacando gravamente una vez más el derecho a la libertad de expresión



Esta decisión del TSJ se revierte en la calle;la protesta es un derecho ciudadano constitucional

Top Ad 728x90