Top Ad 728x90

9 de agosto de 2013

De tal palo tal astilla

El día 20 de Julio 2013, es un día que ya muchos olvidaron; pero que en la mente de otros aun está plasmado en su memoria.

¿QUE QUEDA CUANDO SE HA PERDIDO EL HONOR?


El día 20 de Julio 2013, es un día que ya muchos olvidaron; pero que en la mente de otros aun está plasmado en su memoria. Como olvidar el día en que 19 Héroes de la Patria fueron vilmente masacrados por los Guerrilleros Narcoterroristas de las FARC y ELN. En tan glorioso día el Ejercito Nacional fue humillado 2 veces; primero por el cobarde silencio que caracteriza al Presidente Juan Manuel Santos ante masacres como esta y luego cuando el Presidente a través de Fraude Burocrático y Tráfico de Influencias en la Cúpula Militar, logro que le otorgaran 2 Medallas que no había ganado a su fraude de hijo, Esteban Santos. Esta mañana en las Redes Sociales se divulgo este audio radiored.com.co/soldado-denunc: de las declaraciones de un Joven Lancero, quien dio al Doctor Fernando Londoño Hoyos en su programa radial La Hora De La Verdad.

En mi país tenemos esta expresión: “Like Father Like Son” que significa: “De tal Padre tal Hijo”. La verdad es que no conozco a Esteban Santos, excepto por las entrevistas que ha otorgado y lo que comenta los Medios de Comunicación; además de lo que el mismo publica en las Redes Sociales. No es necesario conocerlo para darnos cuenta que el niño engreído de Papa está acostumbrado que todo se lo brinden en bandeja de plata. El padre es orgulloso, terco y egocéntrico, es por esa razón que Colombia no se asombra cuando Esteban Santos refleja estas mismas características. En mi opinión es lamentable y deplorable el precedente que el Presidente Juan Manuel Santos ha establecido al usar sus influencias para que su hijo Esteban Santos se le otorgara 2 Medallas las cuales no merecía. Con esta acción el Presidente Juan Manuel Santos les está diciendo a los adolescentes y jóvenes Colombianos que no hay que luchar por lo que uno quiere en la vida, si se tiene como obtenerlo por la vía fácil.

Presidente Juan Manuel Santos usted con sus influencias logro que el inmerecido de su hijo Esteban Santos, le otorgaran la Medalla de Juan Bautista Solarte Obando y la Medalla de Mejor Soldado en la Escuela de Lanceros. Señor Presidente sus acciones son vergonzosas e indignas. Con sus acciones les robo a jóvenes Lanceros que si se lo merecían, no solo sus Medallas sino también su honor. Jóvenes soldados que si lucharon para obtener esas medallas; pero que su hijo Esteban Santos, les robo. Esteban Santos ofendió el honor y la dignidad del Ejercito Colombiano, al aceptar las Medallas que el bien sabía que no merecía; porque fue su Padre quien a través de patrañas logro que se las otorgaran. Presidente Juan Manuel Santos a usted no le basto con robarle las Medallas y pisotear el honor de jóvenes Lanceros; sino que además humillo el Ejército Colombiano al obligar a un Grupo Elite de Soldados (BACOA), marchar con un simple cadete. Peor aún usted rompió el Protocolo Militar para saludar al niño caprichoso. Después de todo este montaje tan aberrante, a Colombia solo le queda una pregunta: ¿Con que propósito el Presidente Juan Manuel Santos hizo todo esto? Obviamente la respuesta es por propósitos políticos.


Me preguntaba, Presidente Juan Manuel Santos: ¿Cómo será que usted puede ser tan ruin y dormir bien en las noches? Pero después de pensarlo bien me doy cuenta que es algo que le surge natural a usted. Presidente Juan Manuel Santos ser un canalla traidor es parte de quien es usted, es por eso que no le importa traicionar la dignidad de las Fuerzas Militares y el Pueblo Colombiano, dándole Impunidad a Guerrilleros Narcoterroristas. Si fue capaz de robarle unas medallas a Honorables Jóvenes Lanceros, para otorgársela al holgazán de su hijo; ¿Qué no será capaz de hacer usted por un Premio Nobel de Paz? Ya Colombia no se sorprende con nada que haga el Presidente Juan Manuel Santos. El Presidente Juan Manuel Santos con tal de lograr sus objetivos: engaña, miente, roba, insulta y no es capaz de enfrentar al pueblo que lo eligió. Bien lo dijo Tácito: “En un espíritu corrompido no cabe el honor” 
 Esteban Santos engaño a sus amigos Lanceros; haciéndoles creer que era uno más del grupo. Tomo cursos que solo están reservados para Soldados Profesionales y Oficiales. Durante el curso le asignaron un compañero a quien llaman Lanza, quien éste debía apoyar durante todo el entrenamiento, estoy seguro que a él también lo engaño. Una de las Pruebas de Confianza es el Salto desde la Roca del Lancero al Río Sumapaz “Caída al Vacío”. Las otras "Pruebas de Confianza" son "El Salto a lo Desconocido", donde los Lanceros saltan desde el puente férreo del municipio de Girardot al río Magdalena con los ojos vendados. Por último, la prueba de confianza que se realiza en la subfase de la selva es la muy conocida "Marcha de la Muerte", donde el lancero debe cubrir una distancia de 48 kilómetros armado y equipado. El recorrido de los Lanceros con el cadete Esteban Santos durante el curso, fue el siguiente: una Caída al Vacío, un Salto a lo Desconocido y para el colmo los encamino a la Marcha de la Muerte.

Después de tanta evidencia es inevitable exclamar: “DE TAL PALO TAL ASTILLA”. El orgulloso Padre del fraudulento cadete alias Presidente Juan Manuel Santos; con sus acciones nos revela donde su hijo aprendió a ser un canalla traidor. El Presidente Juan Manuel Santos dio un Salto desde la Roca de la Seguridad Democrática; de esta forma encaminando a Colombia hacia un Salto al Vacío. Sin la aprobación del Pueblo que lo eligió se empecino en una Negociación de Paz con los Guerrilleros Narcoterroristas de las FARC, dando asi un Salto al Desconocido

Luego de repetidas demostraciones de los Guerrilleros Narcoterroristas de las FARC que no quieren hacer la Paz; aun asi  el Presidente Juan Manuel Santos se empeña en hacer la Paz a las Buenas o a las Malas; obligando al Pueblo Colombiano proseguir hacia La Marcha de la Muerte. No queda duda de que al igual que su Padre, Esteban Santos es una decepción para Colombia. ¿Qué queda después que se ha perdido el Honor? Lo que queda es un Padre y un Hijo que traicionaron su Patria, uno por unas Medallas y el otro por un Premio Nobel de Paz. Le pregunto, Presidente Juan Manuel Santos: ¿Quién es el rufián?

Top Ad 728x90