Top Ad 728x90

29 de julio de 2013

Ejército Sirio debilita a rebeldes con la conquista de distrito clave de Homs

Fuerzas conjuntas del régimen de Bashar Asad y la milicia libanesa chií de Hizbulá han logrado retomar este lunes el distrito de Jalidiyeh en Homs, el que fuera hasta ahora principal bastión de los rebeldes sirios en dicha ciudad. En más de un año este barrio había permanecido bajo el control de los insurgentes y desde allí se lideraban varias de las operaciones de carácter regional contra las tropas oficialistas.


El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos ha rechazado en parte la veracidad de estas informaciones. Abu Rami, activista consultado por la agencia Afp, reconoce los notorios avances de las fuerzas sirias -las cuales estarían controlando ya un 90% de la localidad-, pero insiste en que existen aún escaramuzas en las calles del departamento.


"La huida de los rebeldes sirios es el resultado del uso de potentes bombardeos de artillería y desde el aire. [...] Jalidiyed habrá caído, pero Homs no. Hemos perdido este asalto, pero no la guerra": Rami. Según su testimonio, los barrios de la vieja ciudad de Homs estarían todavía en manos del Ejército Sirio Libre y el régimen habría puesto ahora el acento en el sometimiento de Bab Hud.


Desde anoche, la televisión estatal estuvo ofreciendo imágenes  a cuenta de la destrucción que se acumulaba en las calles de la circunscripción. Se podían comprobar huecos en las estructuras, escaleras y ventanas reventadas, socavones en el suelo, etcétera. Todo esto en directo y al paso de las tropas de Bashar Asad, empuñando la bandera de dos estrellas en mano.


Posiblemente la más representativa de todas estas imágenes haya sido la ocupación de la mezquita de Khalid Ibn Al-Walid, histórica obra arquitectónica con nueve cúpulas y dos minaretes, que ha quedado parcialmente destruida. El templo de Khalid Ibn Al-Walid era símbolo de los guerrilleros.


Esta importante victoria sobre el corazón rebelde se produce justamente después de un mes de que el eje Damasco-Beirut se conjurase para conquistar Homs. Un botín que confirma la tendencia ascendente del régimen en este conflicto, cuando hace sólo un año se veía acorralado en distintos frentes del norte y suroeste. Las escasas y mal pertrechadas armas de las que disponen los rebeldes junto a la fragmentada oposición sobre el terreno ha conseguido facilitar las cosas a las fuerzas sirias y hoy parecen estar obteniendo la ventaja momentánea en esta guerra.

Top Ad 728x90