Top Ad 728x90

30 de marzo de 2013

, ,

¡Sonríe Timochenko, sonríe!

La obsesión de Santos con una reelección y una falsa paz lo ha llevado a él y a unos tanto a una ceguera que sólo conduce al camino trazado por las FARC


La obsesión de Santos con una reelección y una falsa paz lo ha llevado a él y a unos tanto a una ceguera que sólo conduce al camino trazado por las FARC



Así como se lo pregunta Hans Kelsen con la justicia, muchos se preguntan ¿Qué es la paz? Y surgen varias respuestas, unas equivocadas y otras muy ciertas, pero la verdadera pregunta para Colombia es ¿Qué es la paz para el gobierno Santos? La paz para el gobierno Santos no es más que la sonrisa y complacencia de los terroristas de las FARC; este gobierno ha amarrado todo su trabajo de gobierno a maquillar su imagen y esa falsa pa;, la mesa de la Habana sufre crisis cuando una u otra declaración de un ministro tiene redoble en los medios pero avanza firmemente cuando asesinan soldados, usan a niños de escudos y esclavizan a las niñas y mujeres de Colombia, ¡Qué grave! Que la vida de los colombianos esté al porvenir de la sonrisa de los terroristas.



Dentro del manual de los terroristas “FARC para principiantes” existe una píldora de verdad y es esta, “A nosotros (FARC) en Colombia nos instaban a abandonar la lucha armada y limitarnos a la vía electoral, legal y constitucional” ¡Más claro no canta un gallo! El plan de las FARC no es otro que gestar un falso proceso de paz que con o sin declaración final les permitirá tener impunidad de todos los delitos a lo largo y ancho del tiempo, incluyendo futuro; esto no por drama o invento sino por el marco jurídico para la paz, un caramelo cuyo fin era la complacencia terrorista, terroristas que nunca han cesado en sus delitos y si por alguna razón se han visto disminuidos no es por otra razón que por la valerosa causa de la fuerza pública. Ya se escuchan las voces, desde el mismo fiscal general de la nación que piden a las FARC hacer política, tener curules fijas en el Congreso, relanzar la Unión Patriótica y demás, pero estos caramelos en busca de una sonrisa terrorista no bastarán.




Dice el refrán popular: “El mico sabe a qué palo trepa” y las FARC han trepado a las ansias de reelección del gobierno Santos que no ha escatimado en esfuerzos para obtener el positivo dedo pulgar en alto para dicha contienda política, dejando a un lado al pueblo colombiano que lo eligió para gobernar un país y se dedicó a complacer sus caprichos. Cada vez que existe un tapujo en la supuesta negociación con las FARC habrá que hacerse la pregunta ¿Qué caramelo en busca de la sonrisa de los terroristas vendrá por parte del gobierno Santos?

Que no se nos olvide que ninguno de los caramelos del gobierno Santos a los terroristas ha tenido un visto bueno de parte de ellos, ninguno ha evitado el derramamiento de sangre, ni las bombas y minas antipersonal. La obsesión de Santos con una reelección y una falsa paz lo ha llevado a él y a unos tanto a una ceguera que sólo conduce al camino trazado por las FARC, ¡Cuidado Colombia! sólo ahí los terroristas sonreirán.


Top Ad 728x90