Top Ad 728x90

20 de septiembre de 2012

Hay que creerles

 "Un amago de crisis que sirvió para que los dos Jaramillo tuvieran una provechosa conversación sobre la calumniada política de 'retenciones' de las Farc."
Mientras 'Mauricio Jaramillo' el 'médico' y Sergio Jaramillo el 'filósofo' confraternizaban en La Habana, en las goteras de Bogotá un comando de las Farc (o de una 'bacrim' contratada por las Farc) secuestraba a un joven. El hecho protagonizado por los hombres de 'Jaramillo' el 'médico' fue la primera prueba de fuego para su confiado e ingenuo interlocutor, Jaramillo el 'filósofo', porque resultó que el secuestrado tenía fuertes vínculos con cierto grupo empresarial cuyos máximos directivos apoyan incondicionalmente a Santos en las llamadas 'negociaciones de paz'.
Hubo un tira y afloje Gobierno-Farc. Sergio Jaramillo pidió a 'Mauricio Jaramillo' la libertad de esa víctima. Este negó tenerla secuestrada e insinuó, insidioso, que buscara por los lados del Ejército, la Policía, o la extrema derecha. Jaramillo transmitió a Santos la respuesta y Santos dijo que "había que creerle". Cuando parecía que todo iba a quedar de ese tamaño, llegó información de inteligencia que confirmaba la autoría del secuestro: las Farc. Al Jaramillo del Gobierno, entonces, le tocó ponerse 'digno'. Buscó al 'Jaramillo' de las Farc y lo conminó a liberar al 'retenido' so pena de tener que levantarse (¡con dolor en el alma!) de la rumbosa Mesa habanera.
'Jaramillo', entonces, convocó reunión extra de los "plenipotenciarios farosos". Granda (ahora Téllez) se lució. Convenció a sus compañeros de que el beneficio (10 millones de dólares del rescate) era muy inferior al costo (perder la relegitimación internacional obtenida en Oslo y La Habana e interrumpir el libre proselitismo político y el abundante reclutamiento de que están disfrutando).
Granda les recordó que Venezuela ya había invertido en 'OlicaFarc' (Operación Limpieza de cara de las Farc) más del doble del rescate que cobrarían por ese secuestrado. En fin, que a la semana siguiente la ilustre víctima ya estaba libre. En el tira y jala, las 'partes' acordaron un 'andreslopisco' "deje así": el Gobierno no se solidarizaría con esas "quejumbrosas" organizaciones de víctimas del secuestro; y las Farc, mientras haya reuniones, se abstendrán de hacer nuevas 'retenciones'. ¿Y las ya hechas? Pues que se queden en stand by, dijeron los 'plenipotenciarios'. Y las familias, que sufran.
El amago de crisis sirvió para que los dos Jaramillos tuvieran una provechosa conversación sobre la calumniada política de 'retenciones' de las Farc. Nosotros, le dijo el 'Jaramillo' de las Farc, hablamos no de secuestro, sino de retenciones de carácter económico. ¿Quiénes le impusieron la guerra a nuestro pueblo? ¡Diga! Los poderosos, esa clase social a la que pertenecen usted y el presidente Santos. Me alegra que ustedes dos hayan decidido traicionarla, pero, mientras su clase tenga el dinero del pueblo, es una obligación nuestra arrebatárselo. Ustedes impusieron la violencia y la guerra al pueblo, es decir, a nosotros. Por eso nosotros tenemos el derecho y el deber de ir por esa plata para comprar armas, alimentos, medicina y todo lo necesario para la liberación del pueblo. Jaramillo, el filósofo, reviró: -Pero, se ha sabido que ustedes secuestran, perdón, retienen, a gente pobre... -Fíjate que hay en eso una distorsión muy grande, anotó, paternal, 'Jaramillo'. Las Farc, el Partido Comunista y los movimientos de izquierda en Colombia tienen cientos de miles de gente que han sido secuestrados por el Estado colombiano. Y esos no aparecen. Ahora, cuando entremos en la mesa a descubrir la verdad, el mundo se va a conmocionar realmente de quiénes son los secuestradores. Pero, te prometo que no vamos a seguir reteniendo personas, por un objetivo económico, mientras estemos sentados a la mesa. -Esperemos que no se levanten antes de la reelección, ripostó Sergio. (El próximo miércoles, un diálogo sobre la "dejación de armas").
Artículo de José Obdulio Gaviria
Publicado en El Tiempo, 18/09/2012

Top Ad 728x90